Cada vez son más las famosas que deciden aumentar y corregir el volumen de su pecho, porque el físico juega un importante papel en sus vidas o, simplemente, por gusto. Pero realmente, ¿Están las celebrities bien operadas? ¿Son sus prótesis las adecuadas a cada tipo de cuerpo?  El Dr Diego Tomás Ivancich, experto en cirugía plástica, estética y reparadora, elabora su propio ranking de famosas operadas del pecho, en orden decreciente. No te lo pierdas.

  1. Paula Echevarría. Este es el caso en el que más se aprecia el cambio físico si se compara el “antes” con el “después”. Ya que, anteriormente a pasar por el quirófano, Paula Echevarría carecía prácticamente de pecho, por lo que al operarse y ponerse una copa C se ha quedado estupenda. Ocupa el número uno en el ranking.
  2. Hiba Abouk. La madrileña con ascendencia libia también se sometió a un aumento de pecho hace aproximadamente 4 años. Esta joven actriz luce un cuerpo con curvas, por lo que sus prótesis mamarias, a pesar de ser de bastante volumen, no desentonan.

 

 

  1. Sara Carbonero. Sara Carbonero, una de las bellezas internacionales decidió pasar por el quirófano para perfeccionar su físico si es que eso era posible. La elección es contundente pero adecuada y estética para sus 170 cm de estatura y su complexión.
  2. Gwyneth Paltrow: En el caso de esta actriz, la cirugía estaba indicado y ha sido resuelta eficazmente; se trata de un clásico: el postparto con unas mamas caracterizadas por la falta de proyección en el polo superior y un aspecto vacío y caído.

 

  1. Paz Vega. La sevillana Paz Vega también se ha sometido a una operación de aumento de pecho. El resultado es muy discreto y elegante. Huyendo del resultado escandalosos propia de muchas actrices, especialmente las que trabajan en Estados Unidos.

  1. Salma Hayek. Esta actriz internacional es otra de las que ha optado por el aumento de pecho siguiendo la tendencia másfrecuente en Estados Unidos a utilizar implantes de volúmenes mayores de lo que trabajamos en Europa. Tratándose de estándares distintos, el resultado nos parece poco estético y pensamos que le puede dar problemas con el tiempo.

  1. Victoria Beckham:hace años se operó el pecho para después quitarse de nuevo los implantes, que ya no luce. El resultado era muy poco estético porque los contornos de las prótesis se ven demasiado dándole un aspecto de media naranja muy poco natural. Las causas de esta imagen tan artificial pueden ser varias: poca masa muscular e índice de masa corporal bajo, una mala elección de la forma de las prótesis o que tenga una complicación postoperatoria: encapsulamiento, cuya solución solo es quirúrgico.
  2. Ivanka Trump: En la línea estética en norte américa, Ivanka eligió unos implantes muy grandes y aunque el resultado técnicamente parece estar bien posiblemente le haya causado algún trastorno puesto que posteriormente se los quitó.

  1. Christina Hendricks: Aunque su imagen extraordinariamente exuberante, en la que se delimitan demasiado las prótesises subjetivamente muy discutible, a la coprotagonista de Mad Men estos volúmenes le ha valido la fama en todo el mundo.
  2. Elsa Pataky. Esta asimetría parece el temido “encapsulamiento” y requiere un tratamiento quirúrgico al que parece que la actriz se ha sometido en los últimos tiempos. El organismo produce alrededor de los implantes, una cápsula como una “segunda piel” como defensa inmunitaria. Normalmente no causa molestias ni altera el resultado estético, pero a veces se desarrolla en exceso, ejerciendo tensión, endureciendo el pecho, pudiendo llegar a deformarse.