Cualquiera, al mirarse en un espejo y hacer tracción en la cara un poco en sentido vertical, verá que mejora bastante, porque desaparece la piel sobrante y se estira el músculo. Con el paso del tiempo, los tejidos, los músculos, la grasa y PORTADA EME 13la piel de la cara se van deteriorando y pierden consistencia, volumen, elasticidad y colágeno.
Para evitar las consecuencias de este proceso se puede recurrir a la cirugía de rejuvenecimiento facial, un proceso quirúrgico que ha evolucionado mucho estos últimos años.
Clínicas Mato Ansorena nos da todas las claves sobre el asunto y nos propone lo último: el Lifting exprés.

1.El lifting es un procedimiento quirúrgico de rejuvenecimiento facial que corrige el exceso de piel de
la cara y la reposiciona para mejorar los diferentes ángulos y
atenuar las arrugas.
2.Es sencillo: tras aplicar la anestesia el especialista realizará unas pequeñas incisiones en la línea del
cabello, en las sienes, por detrás de los lóbulos de las orejas
y en la parte baja del cuero cabelludo.
El cirujano retira la piel sobrante, estira la piel y como útimo paso cose las pequeñas incisiones.
3.Puede solicitarse un minilifting, que afecta sólo a una de las porciones de la cara, o un lifting
completo de cara y cuello.
4.Actualmente, esta intervención suele durar una hora, se puede realizar
con anestesia local y poca
sedación, y tiene un postoperatorio muy rápido.
5.Para comenzar a operarse la edad ideal es entre los 40 y 45 años, p
ero incluso puede ser más
ventajoso adelantar cirugías de menor envergadura para ir solucionand
o los problemas a medida
que aparecen. El límite de edad lo da el estado del paciente. Si la piel n
o sobra, entonces el momento del lifting no ha llegado. Los pacientes tienen que analizar
con el cirujano plástico las posibilidades reales de mejoría.
6.Lo importante es recurrir a un cirujano plástico cualificad
o y programar la cirugía en un establecimiento apropiado para reducir los riesgos al máximo posible.
7.El principal mito del lifting es la pérdida de años
calendario
. El cliente no va a parecer de 30 años, simplemente va a mejorar su aspecto general ya que el lifting recolocar
á sus tejidos. De hecho el resultado tiene
que ser tan natural que, quien lo vea, no reconozca el paso por la cirugía.
8.Otro mito es que con un lifting se detiene el reloj y no: el
envejecimiento continúa y la piel sigue
sufriendo las inclemencias de la gravedad.
9.Al tratarse de un procedimiento quirúrgico, lleva cicatrices. A
diferencia de otras especialidades, en
cirugía plástica éstas son predeterminadas en zonas ocultas o
de pliegues entre la mejilla y la
implantación de la oreja para que pasen lo más desapercibidas posible. Si luego es necesario tratar
el tercio superior de la cara, éstas se pueden extender dentro d
el pelo o bordeando la implantación
pilosa en la zona de patillas o en la región frontal.
10.Los fumadores deben suspender el cigarrillo por completo un mes antes y uno después de la
intervención. El cigarrillo daña la microcirculación, es decir la oxigenación y nutrición de la piel, y
puede provocar secuelas estéticas indeseadas como engrosamiento de
las cicatrices, cicatrices
visibles en las mejillas, deformidades durante la gesticulación o trastornos de la contracción
muscular facial por daño de los nervios de la zona.
11. Las molestias después del lifting no son habituales pero, si
después de la intervención quirúrgica el
paciente notase un poco de dolor, podrá recibir medicamentos. Para
evitar hematomas o hinchazón, durante el procedimiento el especialista colocará unas vendas
alrededor de su cabeza y también
podría poner un pequeño tubo de drenaje por debajo de la piel d
e la zona de atrás de la oreja para
recoger un poco de sangre que podría aparecer durante esta intervención.
12.Los efectos comienzan a verse a partir de los 10 días, cuando la inflamación postoperatoria empieza
a ceder. Se retoma la vida normal a partir de los 7 días. Mientras
tanto se recomienda hacer poco
esfuerzo y dormir semisentado para favorecer el drenaje de líquid
os y de algún probable hematoma.
Clinicas Mato Ansorena recomiendan el Lifting Exprés:
Este tratamiento lifting tridimensional, volumétrico y vertical se trata de uno de los avances más notorios
porque ya no se hace un estiramiento, sino una recolocación de lo
s tejidos subcutáneos en una posición
anterior, a cuando el paciente tenía entre 20 y 30 años. La restauración se debe hacer lo antes posible de la
forma más natural en pacientes de, sobre todo, entre 35 y 45 años.
Se le llama vertical
porque la acción en el tercio medio de la cara siempre tiene que ser
la de tratar de
posicionar más arriba los tejidos profundos de la mandíbula
y el cigomático. Se dice que es
tridimensional
y volumétrica
porque la cara joven tiene volumen, rellenos y redondeces con ángulos,
mientras que a una persona de mayor edad se le marcan más los huesos.
Para llevar a cabo el rejuvenecimiento se trabaja el volumen, en algu
nos casos, mediante la inyección de
grasa del propio paciente o bien rellenando con ácido hialurónico.