El paso del tiempo, la falta de ejercicio, la vida sedentaria, la pérdida de peso y un sin fin de causas hacen que las nalgas pierdan el tono y se vean fláccidas o caídas, ya sea en hombre o en mujeres.

Y no se trata de aumentar volumen, sino de reposicionarlas, levantándolas, pero sin bisturí, es decir, sin necesidad de grandes cirugías y por tanto, de tiempo indeterminado fuera de la vida social habitual.

nalgas masculinas

(más…)