MÉTODO ROSE: LA NUEVA CIRUGÍA BARIÁTRICA PARA CASOS SEVEROS

Cáncer de mama e infertilidad son las dos últimas enfermedades que se han relacionado con la obesidad. Considerada como una de las pandemias de nuestro siglo, sus indicadores negativos ocupan y preocupan a las autoridades sanitarias mundiales . Campañas de información globales y locales, así como el gravamen económico a refrescos y otros productos azucarados tratan de hacer nuestra lista de la compra más saludable.

Motivos no faltan. Los últimos datos aportados por la Organización Mundial de la Salud resultan alarmantes: en el año 2016 1.900 millones de adultos y 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso y más de 650 millones eran obesos. La mortalidad por un Índice de Masa Corporal superior a lo señalado como sano se cifra en 2 ́8 millones de fallecimientos al año.

¿Cómo saber si nos corresponde alguna de estas etiquetas? ¿Cómo averiguar si estamos dentro del grupo de riesgo de la obesidad y el sobrepeso? La respuesta se obtiene dividiendo el peso de la talla en kilos por el cuadrado de la talla en metros. Cuando la cifra resultante oscila entre 25 y 30 ya se puede diagnosticar sobrepeso en grado 1.

A mediada que aumenta este dato, el Índice de Masa Corporal, más difícil se hace luchar contra la báscula. Si se comienza a realizar deporte aeróbico se pone en riesgo el sistema músculo esquelético, en especial articulaciones que soportan peso, como nuestras rodillas. Otro tipo de deporte no supone apenas alivio de calorías y tampoco la dieta, si se realiza de forma poco rigurosa, obtiene los […]