El invierno es la época recomendada por los expertos para tratar las varices, esas dilataciones de las venas provocadas normalmente por un fallo valvular por el que la sangre se estanca en las venas y en los tejidos de las extremidades. El motivo de elegir esta época del año como las más propicia es que tras su tratamiento pueden aparecer pequeños hematomas que se deben proteger del sol para que no acaben convertidos en manchas.

Las varices son la manifestación más habitual de lo que se denomina Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), una patología con una importante incidencia. Se estima que afecta a un 30% de la población, según datos del Capítulo Español de Flebología, aunque las cifras varían por el alto índice de infradiagnóstico existente.

 9680df3d235f8420603a5a180e9e319d

(más…)