No se trata sólo de mitos, sino también de bulos, exageraciones, falsas expectativas y de presunciones que, en muchos casos, dificultan la percepción real de una especialidad médica siempre al alza.

Prótesis que explotan en los aviones, extracción de costillas flotantes, implantes que dificultan la lactancia materna,…Son algunos de los grandes mitos relacionados con la cirugía estética, creencias que van aumentando medida que se implementan nuevos procedimientos y técnicas .No se trata sólo de mitos, sino también de bulos, exageraciones, falsas expectativas y de presunciones que, en muchos casos, dificultan la percepción real de una especialidad médica siempre al alza.
19229914_xl

Para los protagonistas, los cirujanos, en este caso reunidos en la AECEP, Asociación Española de Cirugía Plástica y Estética, la dimensión mediática de su trabajo no debe ocultar su capacidad reparadora y sanadora. Los avances médicos en esta disciplina, aseguran, no deben quedar ensombrecidos por sucesos aislados o intervenciones sorpresa de las estrellas de Hollywood.

Otra dificultad con la que estos expertos se enfrentan cuando su trabajo es valorado socialmente es el punto de partida, a veces basado en ideales de belleza estandarizados, en modas y , de nuevo, en creencias erróneas.

Más allá de los cánones de armonía de cuerpo y rostro, la belleza es única e individual, por lo que cada paciente debe abordar su futura intervención con el especialista, no sólo desterrando falsos mitos, sino con algunos datos básicos sobre la mesa de la consulta. Para el doctor Benito Ruiz, presidente de los cirujanos de AECEP, estos son algunos […]