Sí, existe. Si corres, la grasa y los volúmenes de tu rostro se vacían, la flacidez se acentúa, las arrugas se marcan más, el pecho cae y los glúteos se masculinizan. Lo explican las Dras. Mar Lázaro y Conchita Pinilla.

Correr mejora tu forma física, es sano para tu organismo y en dosis moderadas, también para tu piel. Sin embargo la pérdida de grasa general unida a factores ambientales como la radiación solar, la contaminación y el intenso consumo de oxígeno tienen consecuencias.

El rostro de runner

según la Dra. Mar Lázaro, experta en Medicina Estética

• Las mejillas se vacían

“Al correr se consume grasa corporal, pero también se atrofia parte de la grasa de la zona de Bichat, es decir, de las mejillas, y esto hace que se hundan y el rostro aparezca más delgado y demacrado”, revela la dra. Lázaro.

• El grosor de la epidermis disminuye

Sí, la piel “adelgaza y se vuelve más fina”. (más…)