La cirugía estética es una especialidad médica que va ganando cada vez más adeptos, siendo una de las razones su paulatina asequibilidad. En la actualidad, la cirugía plástica ya no es un lujo al alcance de unos pocos y, además, ya no es concebida únicamente como un hecho superficial o narcisista, cada vez está más aceptada en la sociedad. Al hilo de este debate, el Dr Diego Tomás Ivancich, director de la clínica que lleva su nombre, explica en qué medida la cirugía estética, plástica y reparadora puede mejorar la vida de los pacientes, recordando siempre que no es una varita mágica y que el éxito personal y la felicidad dependen de múltiples factores. 


1. Mejora la autoestima a largo plazo. Por todos es sabido que la cirugía estética mejora la vida de los pacientes, en la mayoría de los casos. Cuando uno decide someterse a alguna intervención de este tipo el fin es cambiar o mejorar un aspecto físico que no le agrada, lo que posteriormente se convertirá en una subida de autoestima, al conseguir paliar los complejos presentes hasta el momento.

2. Aumenta la confianza en uno mismo. Cuando la autoestima de uno aumenta, la confianza crece a la vez. Esto se ve reflejado, por ejemplo, en la forma de ser del paciente, que suele volverse menos introvertido en su vida personal y profesional, por lo que en su terreno laboral también habrá cambios, y para mejor. (más…)