Los tratamientos médico estéticos, a menudo, se centran en el tercio superior del rostro: frente, entrecejo y contorno de ojos. Sin embargo, “la parte inferior del rostro, suele ser la gran olvidada, porque es más difícil de tratar, y es, precisamente, la flacidez y falta de definición en el mentón y la mandíbula la que más años nos puede echar encima. A medida que cumplimos años perdemos estructura ósea y los paquetes de grasa que daban volumen y enmarcaban nuestro rostro, caen se desplazan mostrando flacidez en el contorno facial”, explica la cirujana y médico estético Virtudes Ruíz.

Hasta hace un tiempo las opciones no invasivas para el tratamiento del contorno del óvalo facial y el mentón eran muy limitadas (implantes y genoplastia). El ácido hialurónico ha supuesto una innovación en los tratamientos de medicina estética, y ahora gracias al nuevo ácido hialurónico Juvéderm Volux, de  Allergan, indicado específicamente para estas zonas, disponemos de una alternativa mínimamente invasiva con la que podemos restaurar y crear volumen durante 18 meses. (más…)