Se tienen o no se tienen. Los Hoyuelos de Venus o Back Dimples son de repente, la característica más cool de la anatomía corporal, las hendiduras más solicitadas de la cirugía desde que el selfie se ha enfocado en el trasero. El Dr. Chamosa, especialista en la liposución del Rombo de Michäelis, explica el gesto quirúrgico que los consigue.

Despiertan pasiones

Se llaman fosas lumbares y se les otorga un valor erótico que viene de antiguo, pues no en vano lucen en la espalda de Venus, diosa romana del amor, la belleza y la fertilidad. Presentes así mismo en la de Apolo, divinidad greco-romana de la perfección y la armonía masculinas, han sido olvidadas hasta que los selfies se han enfocado en la popa, convirtiéndolas en referencias estéticas de culto.

No todo el mundo sin embargo, puede presumir de estas dos pequeñas hendiduras que son a los glúteos lo que la diéresis a las letras. Atributo de los más pequeños casi siempre y de las figuras esbeltas la mayoría de las veces, son objeto de excitación para el 45% de los hombres, que atribuyen una
sensibilidad especial a quienes los poseen. Mas allá del discutible placer que pueda proporcionar la puntual estimulación de la zona, se considera que la presencia de estos hoyuelos constituye un signo de salud y buena circulación.

(más…)