La nariz es lo primero que suele venir a la cabeza al hablar del ‘perfil’, sin embargo, la nariz no es, ni mucho menos, el único elemento, ni siquiera el más importante. Un perfil bello no depende de una nariz más grande o más pequeña, sino de la equilibrada proyección de sus diferentes estructuras, que incluyen la frente, la nariz, los labios y la barbilla o mentón. Una proporción que las últimas técnicas del diagnóstico y materiales de relleno pueden ayudar a mejorar sin necesidad de recurrir al quirófano ni pasar por postoperatorios dolorosos.

Por la Dra. Sofía Ruíz del Cueto y la Dra. Mar Mira

(más…)