La blefaroplastia es, hoy por hoy, un procedimiento muy extendido, de hecho, representa la tercera cirugía plástica más demandada, tras la mamoplastia y la liposucción. Su evolución técnica responde a una filosofía de conservación cada vez mayor de tejido graso y de una creciente búsqueda de naturalidad. En este artículo se dan una serie de perlas quirúrgicas que se deben tener en cuenta a fin de adaptarse a las nuevas tendencias que han demostrado, por el momento, la obtención de los mejores resultados.

Por Gorka Martínez Grau

La blefaroplastia, o cirugía cosmética de los párpados, es actualmente uno de los procedimientos quirúrgicos más demandados en cirugía plástica. Como parte esencial de la mirada, la actuación sobre los párpados, cejas y área periocular debe estar en constante consonancia con los conceptos actuales de rejuvenecimiento, siempre cambiantes. En los primeros años del siglo XXI se inició una tendencia conservacionista del tejido periocular, fundamentalmente por la evolución tardía de aquellos casos intervenidos en décadas anteriores, con excelentes resultados en su momento, pero que el paso de los años no ha favorecido. Los estudios actuales sobre estabilidad del tejido graso y la evolución de la cara con el envejecimiento han posibilitado el desarrollo de técnicas mucho menos agresivas y conservacionistas. Esta tendencia actual es un cambio total de paradigma respecto a la evolución de la técnica de la blefaroplastia.

(más…)