Muchas mujeres, especialmente las que han pasado por varios embarazos, no consiguen recuperar la figura que tenían antes del parto. La opción quirúrgica más recomendada en estos casos es una abdominoplastia, aunque puede combinarse con una liposucción como cirugía complementaria.

Por el Dr. Francesc Mora

Tras el embarazo, la barriga presenta flacidez, pérdida de tono abdominal, estrías, diástasis e incluso grasa acumulada en la zona. Esto se debe a que el útero tarda unas cuatro semanas aproximadamente en contraerse y recuperar su tamaño original, debido a los cambios hormonales que se producen después del parto. La recuperación es un proceso lento y natural que requiere muchos esfuerzos, un cambio de la rutina y de los hábitos alimenticios. Y, aun así, en muchas ocasiones no se recupera la figura que se tenía antes. Las opciones quirúrgicas que se recomiendan en ese caso son la abdominoplastia, principalmente, o la liposucción.

(más…)