Ni venta online, ni dispositivos de presión por parte de esteticistas. La Dra. Lázaro revela lo que hay que saber sobre el uso del Ácido Hialurónico de forma efectiva y segura.

Recientemente la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) ha denunciado ante la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) la venta de ácido hialurónico y otros productos sanitarios en Amazon, así como la existencia de cursos para el uso de dichos productos a personas sin cualificación médica, pudiendo poner en peligro la salud de los pacientes. Esto último a raíz de las consultas por parte de esteticistas y médicos estéticos que han recibido informaciones para el uso de ácido hialurónico a través de jeringas o del HiualuroPen, un dispositivo que genera presión para que este material alcance supuestamente la dermis. La Dra. Mar Lázaro, experta en medicina estética, revela las precauciones necesarias para que el uso del ácido hialurónico sea seguro y eficaz.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Es una sustancia que se encuentra de forma natural en el organismo: piel, tejidos, cartílagos, ojos, etc. Su propiedad principal es su capacidad de retener el agua, lo que consigue que dichos tejidos se mantengan bien. Sin embargo, con el envejecimiento su presencia disminuye, y a efectos cutáneos esto supone una pérdida de hidratación, elasticidad y firmeza.

¿Para qué se utiliza en medicina estética? ¿Qué es un relleno?

Según la Dra. Lázaro, “existen diferentes tipos reticulaciones y densidades, que se utilizan en función de la zona donde se aplican y los resultados que se buscan”.

  1. Hidratación: Se sirve de uno de bajo peso molecular. El hialurónico se aplica en dermis superficial a modo de múltiples pinchacitos (mesoterapia). Logra hidratar, mejorar la calidad de la piel y aumentar un poco su densidad. Conviene hacer 3 sesiones, espaciadas por mes, y repetir a los 6 meses.
  2. Reposición de facciones o aumento de volumen: Para recuperar la densidad de unos pómulos o mejillas que han perdido densidad, redibujar el mentón y/o el ángulo mandibular, aumentar, hidratar o perfilar los labios, o disimular el surco de la ojera, el ácido hialurónico debe tener un mayor peso molecular y aplicarse en otros planos de la dermis. Se realiza en una sesión.
  3. Eliminación de arrugas y surcos. En una sesión, y en función de la técnica el precio parte de 300€.

¿Es un material seguro?

“Sí, es un material seguro si está aplicado por un médico profesional con experiencia, y no genera rechazo porque lo tenemos en nuestro propio cuerpo. Como mucho puede ocasionar una respuesta inflamatoria en algún caso, que suele desaparecer en 24 horas”.

¿Todos son iguales?

“Rotundamente no; ni en la calidad, ni en la densidad. Si esta no es la adecuada puede producir resultados indeseados, y si la calidad no es la máxima (y de los mejores laboratorios reconocidos), la efectividad es menor. La premisa es consultar siempre a un profesional médico y con experiencia en la infiltración de esta sustancia”, añade la experta.

¿Cuál es el riesgo denunciado por la SEME?

Aparte del evidente peligro de comprar un material médico en una tienda online, según la SEME el uso del HialuronPen como dispositivo a presión puede dificultar el control de la cantidad real de producto que penetra en la piel, además de no poderse controlar el plano en el que se inyecta que por la propia técnica suele ser superficial y producir un alto riesgo de encapsulamiento o granuloma. “El uso de hialurónico por parte de esteticistas debe tener un efecto flash y ser solamente tópico, es decir, aplicado como una crema, sin pinchazos. Por lo tanto, no puede penetrar ni quitar la arruga, eso solo ocurre cuando es inyectado”.

¿El hialurónico hincha?

“Eso ocurría hace años, pero no hoy, cuando la tendencia en lugar de redondear es reposicionar y tensar. Huimos de las caras hinchadas y los pómulos exagerados”.

¿Qué diferencia tiene con el bótox?

Aunque en ocasiones genera confusión, sus fines son diferentes. Ambos son productos infiltrados, pero mientras la toxina botulínica relaja sin rellenar, tratando las arrugas de expresión del tercio superior, el ácido hialurónico rellena o reposiciona sin relajar, utilizándose sobre todo en tercio medio e inferior.

¿Cuánto duran los efectos?

Un buen ácido hialurónico puede durar en zonas como el pómulo o el mentón alrededor de 1 año, para tratar las ojeras 18 meses, y en labios unos 10.