IML propone este activo de nueva generación como alternativa a los peelings convencionales, para tratar esta discromía oscura, más conocida como “paño”, que afecta el rostro de forma crónica y recidivante. De gran interés por actuar de forma localizada, inhibiendo la formación de melanina justo en el área afectada, consigue su progresiva desaparición vía mesoterapia.

Es una de las discromías que más incidencia tiene entre la población femenina. Oscura, difusa y simétrica, se localiza generalmente en mejillas, frente y zona peribucal. Aunque la causa es desconocida, todo indica que es una patología hormono-dependiente, ya que tiene mayor incidencia entre las mujeres jóvenes que toman o han tomado anticonceptivos, se someten a tratamientos de fertilidad, o cursan un embarazo; entre las que tienen antecedentes familiares o visitan las camas de bronceado con asiduidad. Esta situación hormonal produce una sensibilización frente a la radiación ultravioleta en determinadas zonas del rostro, que se traduce en manchas recalcitrantes, cuya solución ha pasado hasta ahora por la aplicación de productos despigmentantes (retinoides, ácido azeláico, hidroquinona), los peelings químicos de uso médico o el tratamiento con láser Picosure, que reduce la intensidad del melasma sin rebrotes, en sólo unas pocas sesiones.

ÁCIDO TRANEXÁMICO

El Ácido Tranexámico es un activo de nueva generación, especialmente indicado para los casos más recalcitrantes y difíciles de melasma, ya que puede aplicarse tantas veces como las recidivas y con idéntica eficacia. El interés de este activo sintético semejante a la Lisina es su capacidad para interferir en la ruta metabólica de la melanina e inhibir la tirosinasa, enzima necesaria para la síntesis del bronceado en la piel. Se administra por dos vías:

Por fuera: con mesoterapia, mediante pequeñas inyecciones que permiten depositarlo en la dermis, justo donde se gesta la pigmentación, para interferir en su desarrollo. IML realiza un tratamiento combinado con láser Picosure, que se aplica a baja intensidad inmediatamente después, para una mayor eficacia.

Por dentro: vía oral, como refuerzo a la mesoterapia o a un tratamiento tópico despigmentante. Las dosis bajas, de 250 mg diarios durante un mínimo de 3 meses, se están revelando como tratamiento alternativo para casos de melasma refractario, aunque faltan estudios clínicos que revaliden esta indicación.

EL TRATAMIENTO

RESULTADOS: Se manifiestan progresivamente hasta la desaparición de la mancha, aunque su aclaramiento se percibe tras la segunda sesión.

SESIONES: 4 ó 5, con intervalos de 2 semanas entre una y otra.

LUNARES Y OTRAS MANCHAS

Deben ser examinados de forma periódica, pero muy especialmente, después del verano. En IML los eliminan con el tratamiento más eficaz para cada caso.

LÉNTIGOS SOLARES: el láser Affinity Dual Q-Switched elimina en 1 ó 2 sesiones estas manchas circunscritas que pueblan rostro, manos y escote a partir de cierta edad.

LÉNTIGOS SENILES: la Terapia Fotodinámica mejora en 1 sola sesión estas lesiones múltiples y generalizadas que se cubren con una sustancia fotosensibilizante para incrementar la eficacia de la luz LED, aplicada a continuación.

POIQUILODERMIA DE CIVATE: el láser V-Beam Alejandrita Q-Swithched soluciona esta pigmentación oscura con capilares dilatados, poros evidentes y piel atrófica.

QUERATOSIS SEBORREICAS: el láser ablativo Active FX de CO2 elimina en sesión única estas manchas sobre-elevadas con asiento en la dermis.