El sobrepeso es el aumento de peso corporal por encima del patrón establecido y un problema de salud que conlleva enfermedades más importantes como la diabetes, el cansancio, el asma, el colesterol y la hipertensión arterial, entre otras.

De ello y de las últimas técnicas para solucionar el problema hablamos con la Dra. María José Barba Martínez, licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en Mastología y Patología Mamaria, Máster en Nutrición, Especialista en nutrición del niño y adolescente, Cirujano Estético, Máster en Medicina Biológica Antienvejecimiento, Medico Estético y Cirujano Cosmético

“Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de decidirse por un sistema o una dieta rigurosa y eficaz, es que no existen las varitas mágicas, ni las pociones ni los sistemas milagrosos, y que se ha de seguir un estricto y riguroso plan médico sin salirse de las pautas establecidas por el especialista, tras haber llevado a cabo  previamente un estudio del estado de salud del paciente y de su peso ideal de acuerdo a la estatura, sexo y nivel de grasa localizado en la cintura”

“También es vital realizar una actividad física de manera individual o mediante programas de entrenamiento personal complementarios como plataforma vibratoria, Vela Smooth, masajes, electroestimulación etc,  que podemos ofrecer en nuestras clínicas“  -Añade la Dra-

 

ACUPUNTURA LINGUAL

Y como  muchos pacientes tienen miedo a entrar en quirófano, o ya utilizaron un balón o banda gástrica sin efectos positivos, o se sometieron (con los riesgos añadidos) a una cirugía bariatrica (de la obesidad), la Dra. Barba nos comenta un procedimiento mínimamente invasivo: la Acupuntura Lingual, que desde luego y como cualquier tratamiento, requiere de la estricta colaboración de quien lo va a ejecutar (seguir a rajatabla las indicaciones del especialista acerca de la dieta, ejercicio etc)…

En la cultura china la lengua se conoce como  el mapa de nuestros órganos, que puede dar pistas de mal funcionamiento de alguno, o mediante su estimulación, producir la mejoría en las funciones de otros como por ejemplo la obesidad, tal como se describe en gran cantidad de artículos.

Como cualquier técnica de acupuntura, este es un tratamiento de mínimos riesgos.

Consiste en mantener puntos de estimulación lingual sobre aquellos que afectan a nuestro metabolismo y acelerar así el tránsito intestinal, mejorar la absorción de nutrientes, reducir el hambre y junto con una dieta especial, permitir la pérdida de peso incluso de seis a doce kg en un mes de tratamiento y sin complicaciones para la salud.

 

Características positivas:

– Compatibilidad con realizar una vida normal

– Indetectable.

– Factible a cualquier edad desde los dieciocho años.

– Ayuda a obtener una gran pérdida de peso en un mes (incluso de seis a doce kilos).

– Mejora la salud.

 

Objetivos

– Disminuir la ansiedad

– Evitar el picoteo entre horas

– Reeducar alimentariamente

– Reducción de volumen gástrico

– Reducción rápida de peso y volumen sin riesgos

– Normalización de los parámetros alterados de la bioquímica (ej. colesterol, glucemia etc)

 

Resultados

De promedio, se han obtenido los siguientes resultados a los 30 días de tratamiento:

– Pérdida de peso entre 6 y 12 kilogramos.

– Disminución del índice cintura/cadera del 25%.

– Disminución de la capacidad gástrica en 20–40%.

– Disminución del tejido adiposo visceral, grasa parda

– Disminución de triglicéridos y colesterol

– Disminución de la tensión arterial.

– Disminución de la glucemia

– Disminución del índice de grasa corporal

 

Observaciones:

La Acupuntura Lingual no es dolorosa y puede retirarse en cualquier momento, sin consecuencias negativas (lógicamente se paralizaría la pérdida de peso)

Los puntos de estimulación del metabolismo y la pérdida de grasa son indistintos en personas de ambos sexos desde los dieciocho años y en prácticamente casi cualquier estado de salud (excluidas las personas en tratamiento quimioterápico, anorexia y alteraciones mentales, sin consentimiento de un tutor).

Incluso las personas con hipertensión, enfermedades cardiovasculares, hipercolesterolemia o diabetes se benefician del proceso de adelgazamiento al reducirse o equilibrarse sus perfiles analíticos