Unos glúteos firmes ¡y libres de michelines! son el objetivo de este nuevo protocolo que se sirve del uso de Belkyra para disolver la grasa acumulada bajo el pliegue glúteo, y de paso, remodelar la silueta reafirmando los contornos. La Doctora Paula Rosso, pionera en España en la utilización de este activo, nos descubre cómo.


Mezcla de una acumulación excesiva de grasa y de la pérdida de firmeza, se denomina banana subglútea al antiestético pliegue de grasa –acompañado o no de celulitis- que se forma por debajo de la línea de las nalgas. Belkyra se perfila como la solución definitiva y en el Centro Médico Lajo Plaza ya lo utilizan para eliminarla.

Belkyra es una versión sintética del ácido desoxicólico formulada de forma específica para áreas pequeñas y concretas de grasa. Su particularidad es que logra romper y destruir la membrana celular de la grasa, por lo que, una vez destruida no vuelve a formarse. Esto permite eliminar los adipocitos de forma permanente.

Como explica la doctora Rosso, “lo mejor de esta técnica es que garantiza tanto la desaparición de la grasa como que no haya flacidez posterior. Debido a su coste, no estaría indicado para tratar zonas amplias o más generales, pero es ideal para eliminar la grasa de las zonas localizadas”.

 

Protocolo

La semana previa al tratamiento no conviene beber alcohol o tomar medicamentos antiinflamatorios.

– Una vez en la consulta, se aplica una crema anestésica local y se proceden a dibujar las zonas que van a ser tratadas.

– El producto se reparte por la zona a tratar a través de microinyecciones.

– Cada sesión tiene una duración máxima de 40 minutos.

– En cuanto a los efectos secundarios, el más común es la hinchazón de la zona tratada. “Durante dos o tres días la zona puede estar aproximadamente un 15% más hinchada”, explica la Dra. Rosso, “pero esa hinchazón no sólo no es mala, sino que es bienvenida, porque es la responsable de esa retracción de la piel”. Puede ir acompañada de hematomas o enrojecimiento de la zona. Sin embargo, no es necesario el uso de fajas o prendas especiales.

– Por lo general, se necesitan entre dos y cuatro sesiones, dependiendo de la magnitud del problema y habría que espaciarlas un mínimo de un mes.

 

Resultados:

– Los resultados que son definitivos, se comienzan a apreciar pasadas en un par de semanas. Debido a la acción del fármaco, no hay riesgo de flacidez y los tejidos se vuelven a reposicionar de forma natural dejando unos glúteos muy bonitos y remodelados. Al eliminarse la banana subglútea, se resalta el perfil de inmediato y las nalgas se vuelven más respingonas.