La Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) está siguiendo atentamente la progresión del COVID-19 en nuestro país con el fin de garantizar la seguridad de sus miembros, personal administrativo y pacientes.

En primer lugar, AECEP  señala que pone a disposición  de las autoridades sanitarias a sus profesionales médicos, instalaciones y material de los centros médicos de sus miembros  con el fin de colaborar en la medida de lo posible al control del COVID-19. Si bien la AECEP no presupone conocer qué proceder es el idóneo para cada cirujano y para cada consulta privada a modo individual en toda la extensión del territorio nacional, lo prudente y conveniente es limitar al máximo la actividad asistencial durante este periodo en el que la Asociación tiene la responsabilidad de evitar participar en la propagación del virus y conservar al máximo recursos sanitarios que pueden llegar a ser limitados.

En segundo lugar, la Asociación recomienda a las personas que estén considerando someterse a un procedimiento médico o quirúrgico de naturaleza estética que pospongan su tratamiento durante unas semanas o hasta que las autoridades lo aconsejen.  “Es necesario seguir las pautas propuestas por la OMS y por las autoridades nacionales y regionales para evitar la propagación del coronavirus”, apunta Francisco Gómez Bravo, presidente de AECEP.  “En este sentido recomendamos minimizar el riesgo de transmisión o exposición al coronavirus, evitando en la medida de lo posible las consultas médicas e intervenciones quirúrgicas no urgentes durante las próximas semanas”.

La AECEP agradece el compromiso a todos sus miembros, velando por la excelencia en la atención médica y anteponiendo siempre la seguridad y el bienestar de los pacientes.