21386651 - beauty portrait  beautiful spa woman touching her face

¿Sabías que el 61% de las mujeres en España están preocupadas por su papada? ¿Y que son a nivel mundial las que más lo están junto a las brasileñas y las turcas? Las Dras Purificación Espallargas y Camino Guallar son pioneras en la introducción de Belkyra, el único tratamiento hasta la fecha capaz de disolver grasa submentonianay redefinir el óvalo de forma no invasiva y permanente.

 

El problema del doble mentón no solo es uno de los que más preocupa a nivel estético, también era, hasta la fecha, el más difícil de tratar. El 94% de pacientes ya tratados no han visto resuelto su problema antes: o bien los métodos hasta la fecha eran agresivos, como la liposucción, y no solucionaban la flacidez, o eran poco eficaces, como otras alternativas no invasivas. Por eso Allergan ha lanzado Belkyra, un tratamiento totalmente revolucionario.

¿En qué consiste y qué consigue?

Es una versión sintética del ácido desoxicólico, un agente lipolítico que rompe la membrana celular y destruye el adipocito en lugar de vaciarlo, por lo que este no puede volver a “llenarse” y es imposible de recuperar. Por eso es un tratamiento permanente. Además de destruir la grasa, retrae el tejido y define el óvalo.

¿Cuál es el protocolo?

Belkyra o Kybella consiste en infiltraciones con una aguja muy fina, en cantidad moderada, y dirigidas directamente a la grasa (concretamente a los adipocitos). Previamente se aplica crema anestésica, y en ocasiones lidocaína durante el tratamiento. Dura alrededor de 30 minutos, y al terminar, se aplican compresas frías para calmar la inflamación.

¿Cuándo puedo incorporarme a la vida normal y qué notaré?

“Tiene que haber inflamación los dos primeros días sobre todo, que irán remitiendo hasta el 7º, porque esta reacción inflamatoria es señal de que el tratamiento está siendo efectivo”, dice la dra Espallargas. Esos dos primeros días conviene quedarse en casa o salir con un pañuelo en el cuello.

¿Para quién está indicado?

Para ambos sexos, entre 40 y 65 años, con flacidez de leve a severa. En general, pacientes no obesos, con un Índice de Masa Corporal menor del 30%. “Cuanto más jóvenes mejor, porque la piel tiene mejor retracción y densidad. En los hombres puede costar un poco más, porque su piel es más gruesa”, confirman las doctoras.

Cuántas sesiones y cuánto cuesta?

A partir de 2 sesiones, espaciadas al menos un mes. 2000 € por sesión.

¿Qué tiene de diferente respecto a otros tratamientos?

“Es el primero de tipo no agresivo que acaba con la grasa a la vez que define el óvalo facial, algo que con otras técnicas como la liposucción no se conseguía, solía quedar flacidez. Y además, lo hace de forma permanente en pocas sesiones, algo que otras infiltraciones o aparatología hasta el momento no han podido hacer”, aclara la Dra. Espallargas.