Imagen 2La doctora Conchita Curull afirma que la eventual aparición de sensibilidad dental es totalmente transitoria y desaparece al acabar el tratamiento  

Los beneficios que conlleva recuperar una sonrisa blanca y natural son más numerosos que la posibilidad de sufrir hipersensibilidad durante el tratamiento  

Recuperar el color original de nuestra sonrisa es posible gracias a los tratamientos de blanqueamiento dental. Sin embargo, muchas personas temen que este tipo de tratamiento estético les provoque la temida sensibilidad dental.

¿Qué hay de cierto en estas inquietudes?  La doctora Conchita Curull, directora médica de Clínica Curull y experta en periodoncia, implantología y estética dental, explica que “en todo caso, el paciente debe saber que la posible sensibilidad dental producida por el blanqueamiento es temporal y desaparecerá por completo al finalizar el tratamiento”. Es decir, durante el transcurso del blanqueamiento dental pueden producirse algunos problemas de hipersensibilidad transitoria que desaparecerán sin dejar rastro al acabar el tratamiento. En este sentido, “realizarse un tratamiento de blanqueamiento dental no significa padecer problemas de hipersensibilidad de forma automática y, en caso de padecerlos, desaparecen”, concluye la doctora Curull.

Beneficios del blanqueamiento dental  Lucir una sonrisa blanca, luminosa y sana tiene efectos positivos para nuestra salud. La doctora Conchita Curull afirma que “la sonrisa es una pieza clave para transmitir nuestra imagen personal a la vez que mejora nuestra calidad de vida”. El blanqueamiento dental repercute de forma positiva en la mejora de la autoestima, evita inseguridades, mejora el estado de ánimo y proporciona confianza en las personas que se lo realizan.

Además, diferentes estudios, entre los que destaca el realizado por Clínica Curull sobre “Hábitos y costumbres ante la estética y la higiene bucal”, hacen especial hincapié en las aportaciones de una bonita sonrisa en nuestro entorno profesional y personal, tanto para alcanzar el éxito en la búsqueda de empleo como para aumentar las oportunidades de conseguir una pareja. Sonreír, además, rejuvenece, oxigena, limpia, elimina endorfinas y es bueno para la piel, por lo que conseguir una sonrisa perfecta a través del blanqueamiento dental nos proporcionará todos estos beneficios porque nos hará sonreír con más asiduidad.