La It girl es ahora Fit-girl. No basta tenerlo todo, ponérselo todo, ni siquiera estar guapa, delgada y radiante. Este 2018 se lleva estar en forma. La salud y la belleza se han aliado en la búsqueda de la imagen atlética, con reminiscencias de la legendaria amazona, la moderna superheroína, en una mezcla de ambas, la actual Wonder Woman.

El cuerpo fibroso y torneado se impone a la delgadez extrema sin esculpir y la primera seña de identidad de esta nueva mujer son los brazos. La Reina Letizia, Asley Green, Kaely Cucuo y Cameron Díaz son algunos ejemplos que lideran esta nuevo must ¿Se masculiniza la mujer? Para el Dr.Rául Peláez,  médico estético de Dorsia y experto en tendencias, la respuesta es no: “Yo creo que hay unos ideales masculinos y unos ideales femeninos. A veces pensamos que lo que es interesante y atractivo para los hombres debería serlo también para las mujeres y en mi opinión personal, nos equivocamos.  La mujer ha ido tomando poder desde hace algunas décadas y no creo que deba de fijarse en determinados patrones de género.”

 AB

Para el doctor se trata simplemente de que la mujer está decidiendo lo que más se adecua a ella, siendo siempre ella misma. Al alejarse de estereotipos, ya no pensamos, que los brazos y los hombros torneados son poco femeninos. Por este motivo, les anima a continuar realizando ejercicio físico para cambiar su definición corporal, aunque, advierte “Si eres mujer, siempre será mucho más difícil ganar masa muscular, especialmente en el tren superior, por tener de 10 a 20 veces menos testosterona que el hombre.

En este sentido, la cirugía y la medicina estética ofrecen diferentes soluciones, complementarias y/o alternativas a la práctica deportiva, según edad, estado de los brazos y estado físico de la paciente. Tres son los frentes que hay que atacar según el experto: Flacidez, celulitis y lipodistrofia (grasa). Las tres afecciones suelen presentarse juntas cuando se trata de una cuestión de edad o de pérdida brusca de peso y, por lo tanto, deben abordarse, también a la vez.

En las clínicas, la gran novedad, son los tratamientos combinados, es decir, los que aprovechan las ventajas del quirófano y las técnicas realizadas en clínica. Raúl Peláez recomienda a las pacientes comenzar con unas sesiones de infiltraciones de ácido poliláctico o hidroxiapatita cálcica, para posteriormente, al mes, colocar unos hilos tensores.

 shutterstock_160922480

Después, se puede hacer  un mantenimiento combinado de  infiltraciones de mesoterapia con Silicio orgánico y/o DMAE (sustancias tensoras y regeneradoras) y carboxiterapia.

Para estados  más avanzados, la novedad serían las técnicas de Lipo-vaser. En caso de precisar cirugía, las pequeñas intervenciones cutáneas con mínimas incisiones, antes de llegar a la braquioplastia tradicional, en función del diagnóstico médico.

Desde Clínicas Dorsia, nos explican en qué consiste cada una de las propuestas de remodelación y contorneado de brazos.

Mesoterapia:

Se realiza mediante microinyecciones locales. Es un arma acreditada para el tratamiento de la celulitis en cualquier región corporal, incluida los brazos. Reduce el volumen y el peso del tejido adiposo. También se recomienda para la flacidez la mesoterapia con Silicio orgánico y DMAE.

Carboxiterapia:

 Las microinyecciones de Anhídrido Carbónico (CO2) en el tejido celular subcutáneo de los brazos ayudan a eliminar las grasas, estimulan la microcirculación local y mejoran la flacidez.

Radiofrecuencia:

 En problemas de flacidez de grado suave o medio es recomendable este tratamiento. La radiofrecuencia puede ser aplicada de forma aislada o combinada con equipos que ejercen un suave masaje sobre la piel y la calientan con fuentes de radiofrecuencia y de luz Infrarroja, tal como trabaja el equipo Velashape que requiere de la aplicación de 5-8 sesiones.

Liposucción con Lipo-Vaser:

 Es una técnica mínimamente invasiva  y de alta precisión que consigue destruir los depósitos de grasa localizados, sin afectar a los tejidos colindantes y contraer la piel, para reajustarla de forma natural a la nueva silueta. La contracción de la piel en los brazos es muy importante para que el resultado estético sea satisfactorio.

Lifting de Brazos, Dermolipectomía o Braquioplastia:

 Elimina el exceso de piel y grasa que se forma en la zona de los tríceps como resultado del envejecimiento o de grandes pérdidas de peso. Si tus brazos tienen un aspecto colgante en la parte posterior y eso impide que te sientas cómoda al usar ropa sin mangas, la dermolipectomía de brazos puede ser la mejor opción. La cicatriz resultante es una línea recta larga y visible, pero la mayor parte de las personas prefiere tener esa cicatriz a tener flacidez. Antes de la braquioplastia, existe la posibilidad de un retoque mucho más discreto, que consiste en estirar la piel aflojada, tras eliminar la porción de tejido excedente y/o grasa localizada, que se atisba de forma incipiente bajo el brazo, en su tercio superior. La pequeña cicatriz se oculta bajo la axila. La clave del éxito, radica en tratar el problema en el momento en que comienzan a revelarse los primeros signos de flacidez. De este modo, el resultado será más natural y la cicatriz, menos visible.