carboLa carboxiterapia es una técnica que se basa en la aplicación de dióxido de carbono para realizar tratamientos médico-estéticos.  Las microinyecciones subcutáneas de Co2 producen una vasodilatación automática de los vasos sanguíneos, mejorando la circulación y oxigenando los tejidos gracias al desplazamiento de la saturación de la sangre del efecto Bohr. En el caso de las ojeras consigue eliminar la pigmentación y drenar esta zona tan delicada de forma sorprendente.

 

Este tratamiento es efectivo en las ojeras que tienen un origen vascular pero no genético.  Se emplea una aguja de 30-32 G (la más fina del mercado) para afectar lo menos posible a la delicada piel del párpado.

Sesiones necesarias: de 5-10 sesiones dependiendo del caso

Recuperación: Tras la sesión los párpados quedan un poco hinchados durante unas horas.