ramonEl tratamiento de Carboxiterapia consiste fundamentalmetne en la introducción en los tejidos de gas médico estéril de dióxido de carbono (CO2) mediante microinyecciones.

El CO2 tiene acción vasodilatadora sobre la microcirculación, al aumentar la microcirculación sanguínea, se facilita la llegada de hemoglobina cargada de oxígeno y de nutrientes a la zona tratada. De esta forma también se produce una activación de la producción de colágeno y elastina y una oxigenación y revitalización de los tejidos.

Dependiendo de los objetivos que se persigan, que pueden ser muchos y variados, se introducirá el gas carbónico en un plano u otro:

  • Mesocarboxiterapia, en el plano intradérmico. Para mejorar flacidez, piel desvitalizada, cicatrices, ojeras…
  • Plano intermedio. Se realiza por la vía subcutánea superficial, para lograr rejuvenecimiento facial y corporal…
  • Plano profundo a nivel del tejido adiposo. Este es el caso del tratamiento de la celulitis, acúmulos de la grasa localizada facial y corporal…

 

 

Las microinyecciones localizadas de CO2 se realizan mediante un equipo con control de la velocidad, dosis, temperatura y tiempo de inyección, que se ajustarán dependiendo del caso y tratamiento. El gas accede a los tejidos a través de una aguja fina unida por un conducto flexible hasta el equipo.

Al inyectar el gas carbónico en una zona localizada se potencia el efecto de Bohr. La mayor afinidad de la hemoglobina por el CO2 que por el oxígeno, produce un mayor intercambio de O2 puro en los tejidos tratados, de manera que la concentración de oxigeno aumenta muy considerablemente. Este efecto perdura entre una y dos semanas.

Es una técnica segura, eficaz, bien tolerada por el paciente y de escasas contraindicaciones.

Su eficacia ha sido avalada por múltiples estudios anatomopatológicos que demuestran su valía como tratamiento coadyuvante o como alternativa a otros procedimientos estéticos.

 

 

 

 

Veamos todas sus aplicaciones posibles:

 

Tratamiento estético cervicofacial:

 

  • Zona palpebral y arrugas periorbitarias. Tratamiento de las ojeras pigmentadas. Arrugas finas. Arrugas de expresión.
  • Área frontal.
  • Surcos nasogenianos.
  • Contornos faciales. Definición del ovalo facial. Efecto reafirmante y revitalizante.
  • Región cervical. Arrugas y flacidez de la piel del cuello. La papada.

 

Tratamiento estético corporal:

 

  • Adiposidades localizadas.
  • Estrías.
  • Definición de los contornos corporales.
  • Flacidez de los brazos.
  • Rejuvenecimiento de las manos.

Otras aplicaciones de la Carboxiterapia:

  • Tratamiento capilar contra la alopecia.
  • Tratamiento pre y post liposucción.
  • Tratamiento pre y post injertos de piel y trasplantes capilares.
  • Afecciones dermatológicas (consecuencias de acné, psoriasis, vitíligo, ulceras, cicatrices, secuelas de quemaduras…).

La frecuencia y número de sesiones del tratamiento por Carboxiterapia dependerá de la zona a tratar y del efecto terapéutico deseado. Siendo lo habitual recomendar entre 5 y 10 sesiones a razón de una por semana.