Imagen 1Tras su probado éxito en tratamientos corporales, la Carboxiterapia (aplicación de CO2 con distintas indicaciones) se ha empezado a utilizar en el rostro durante el último año y medio aproximadamente –avalado por estudios presentados recientemente en los más punteros congresos internacionales- con el fin de potenciar la oxigenación tisular, lo cual activa la estimulación de colágeno, resultando fundamental para combatir la flaccidez y mejorar la calidad y tono de la piel. Efecto buena cara inmediato (debido al gas aplicado se produce un efecto de jugosidad y tensión ‘flash’ en el momento) y es aún mayor pasado un tiempo (el colágeno sigue produciéndose semanas después del
tratamiento); esto se traduce en una mayor lozanía, sin rellenos y sin cirugía.Como valor
añadido, también fomenta la regeneración de cicatrices de acné u otras marcas
faciales. Las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto han apostado por este protocolo
adquiriendo recientemente un nuevo equipo de aparatología médico-estética de última generación: la ‘Carboxi indolora’, llamada así porque minimiza las molestias habituales de estos tratamientos. Según palabras de la Dra. Mira: <<Estamos muy satisfechas con los resultados que hemos obtenido en los primeros pacientes tratados, sobre todo por la gran naturalidad en cuanto a sus efectos tensores, que son visibles y duraderos a medio-largo plazo, y por todo lo que hace por la calidad cutánea, la disminución de arrugas finas y pequeñas marcas desde la primera sesión. Un tratamiento idóneo para revitalizar la dermis en  rostro, cuello y escote>>.

INDICACIONES

Son múltiples, según la técnica de aplicación.
Flacidez en cara, cuello y papada
Piel apagada o desvitalizada
Arrugas finas
Cicatrices faciales (post acné, etc.)
Ojeras pigmentadas y bolsas

PROTOCOLO Y No DE SESIONES RECOMENDADAS

1) Limpieza y desinfección de la piel.
2) Aplicación de Carboxiterapia en los puntos específicos de estimulación de colágeno y de efecto tensado (malar, cigomático, mastoides, ovalo facial, frente, párpados y cuello).
3) Repetición de la aplicación del equipo, esta vez de forma más superficial para oxigenar la piel, mediante una distribución homogénea y generalizada en formato ‘napagge’.
4) Nuevamente, desinfección de la piel y, si resulta necesario, se puede realizar un drenaje linfático manual.
5) Utilización de FPS 50 y maquillaje si se requiere.
Como es sabido, en la clínica Mira+Cueto se personalizan todos los protocolos, por lo que dependiendo de la necesidad del paciente, se utilizarán otras herramientas para reforzar y complementar este tratamiento.
Por ejemplo:
– Si la preocupación mayor es una flacidez avanzada, se puede combinar con sesiones de Radiofrecuencia Accent y/o Hidroxiapatita Cálcica (para potenciar los efectos).
– Si lo que predomina es el deseo de mejorar el aspecto general de una piel apagada o
desvitalizada, se combinaría con sesiones de Mesoterapia facial (Mesolift).

Para lograr unos resultados espectaculares, las expertas recomiendan repetir el protocolo cada 15 días, un total de entre 5-10 sesiones durante toda la temporada (según el estado de la piel y su reacción al tratamiento).