ramón gonzález fontanaLa utilización de células madre en la técnica del lifting facial es analizada bajo la experta mirada del Dr. González Fontana, autor de este artículo. La definición del lifting facial y la necesidad de pruebas empíricas sobre la utilización de células madre en el proceso del rejuveneciemiento del rostro, centran las reflexiones de este cirujano plástico de reconocido prestigio.

Las células madre tienen la capacidad de reproducirse y dar lugar a todas las células diferenciadas, o especializadas, que necesita un ser vivo. Cuando se daña alguna parte del organismo, las células madre producen nuevas células que se encargan de reparar el tejido dañado, también se encargan de reemplazar las células que van muriendo a lo largo de la vida en el organismo. No pasa un día sin que escuchemos los distintos avances que se están realizando con este tipo de células en la medicina regenerativa. Pero, ¿se pueden utilizar las células madre para tratamientos como el lifting facial?

Definición de lifting

Relacionar las células madre con el lifting facial es inapropiado. Un lifting convencional requiere cortar quirúrgicamente, elevar y coser la piel flácida, mientras que los procedimientos con células madre no suelen ser quirúrgicos, ya que implican inyecciones de grasa diseñadas para rellenar la piel, restaurar el volumen y devolver un aspecto juvenil a la cara.

El lifting facial con células madre comienza con una liposucción que recolecta grasa de distintas partes del cuerpo en las que suele haber gran cantidad, como el estómago o los muslos. Más tarde, se inyecta esa grasa en los lugares en los que no hay suficiente cantidad, como los huecos de las mejillas o el contorno de los ojos. Entonces, ¿cuándo entran en juego las células madre? Esa es la pregunta del millón de euros, y la respuesta varía mucho en función de a quién se le pregunte.

Distintas opiniones

La gran parte de cirujanos plásticos afirma que, a día de hoy, la mayoría de tratamientos que se publicitan como “tratamientos con células madre” son esencialmente injertos de grasa, algo que se lleva realizando durante décadas. Las células madre utilizadas proceden de tejidos adiposos o tejidos grasos. El problema principal no es el uso de estas células, sino que se vendan estos tratamientos sin que hayan evidencias médicas sobre sus resultados y posibles consecuencias. No son tratamientos médicos respaldados por datos tangibles.

Los defensores de este tipo de tratamientos, como es lógico, tienen un punto de vista muy diferente. Defienden que la adición de células madre a las inyecciones de grasa consigue que la piel recupere un brillo juvenil, gracias a los factores de crecimiento que se producen a partir de estas células, algo que no sucede con una simple inyección de grasa.

Datos empíricos

Hay que realizar más estudios que analicen cómo responde el tejido de la piel, y si el volumen que se consigue se mantiene con el paso del tiempo. La comercialización y promoción de los procedimientos con células madre en cirugía estética no está clínicamente apoyado por la evidencia. El mundo de la cirugía plástica, estética y reparadora está emocionado con las posibilidades de las células madre, pero a su vez, tiene que ser cuidadoso y responsable. No se puede vender la piel del oso sin haberlo cazado.

 

Dr. Ramón González-Fontana.

Doctor en Medicina, Cirujano Plástico y director del Instituto Médico González-Fontana, centro médico especializado en Cirugía Estética, Plástica y Reconstructiva.

El Dr. González-Fontana realizó sus estudios en la Facultad de Medicina de Valencia, y cursó su doctorado en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Realizó la residencia de Cirugía Plástica y Reparadora en el Hospital la Fe de Valencia, Hospital de referencia nacional, en el que se especializó en el tratamiento de grandes quemados, en cirugía reparadora y en microcirugía. Completó su formación en el Hospital Peset, centro de referencia nacional en Cirugía Vascular. El Dr González-Fontana fue becado en el Saint Mary’s Hospital y en el Withinton’s Hospital en Manchester, Inglaterra, donde adquirió amplios conocimientos relacionados con las técnicas más vanguardistas de cirugía plástica practicas en UK. Su formación en Cirugía Estética la realizo en la Clínica Teknon de Barcelona.

El Dr González-Fontana representa la segunda generación de cirujanos plásticos de su familia, y es continuador de las técnicas de su padre, el Dr. González Fontana. En la actualidad dirige un equipo multidisciplinar en el Instituto médico González-Fontana.