PAI189000017Cuidados de los pies en verano

La hinchazón de los pies, uno de los problemas más comunes durante los viajes

Una de las consecuencias de realizar un viaje largo en autobús, avión, coche, etc., es la posible hinchazón de los pies como consecuencia de pasar muchas horas sentados.

Desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) han señalado que, si bien puede ser algo normal producido por la falta de movimiento, hay que estar especialmente atentos porque también puede ser un signo de una trombosis venosa profunda. Esto, que es más probable en viajes largos que superan las cuatro horas, significa que se habría producido un trombo por la falta de movimiento que estancaría la sangre en las piernas.

Para evitar que los pies se hinchen en los aviones, coches o cualquier medio de transporte, y disminuir las probabilidades de un problema de salud, como es la trombosis, desde el ICOPCV se recomienda:

1.- Siempre que sea posible, no estar todo el tiempo sentado.- Es aconsejable caminar por el pasillo del avión o del tren. Si viajamos en coche, se recomienda parar cada dos horas para estirar las piernas.

2.- Hacer movimientos con las piernas cuando estamos sentados: ejercicios sencillos como hacer rotaciones con los tobillos ayudarán a mejorar la circulación.

3.- No cruzar las piernas.

4.- No utilizar prendas demasiado apretadas durante el viaje.- Se recomienda no llevar apretados los cordones de los zapatos, utilizar un calzado cómodo y que pueda ceder para que albergue la dilatación del pie durante las horas de viaje. También podemos utilizar medias de compresión porque facilitan la circulación.

5.- Beber muchos líquidos para mejorar el movimiento sanguíneo.

6.- En caso de tomar pastillas anticonceptivas, alguna terapia hormonal o si, por algún otro motivo, se tiene un riesgo alto de generar coágulos es importante pedir consejo al médico antes de realizar un viaje largo.

7.- También será necesario buscar atención médica si después de un viaje largo padecemos un dolor agudo en las piernas porque podría ser síntoma de alguna patología.