criocuum_carlabarber15

El sector de la medicina estética se encuentra inmerso en un proceso de gran crecimiento, en el que los tratamientos corporales reductores y remodelantes lideran la lista de los más demandados. En este ámbito, Termosalud ha desarrollado CRIOCUUM, un tratamiento de crioliporreducción no invasivo y eficaz en materia de reducción de grasa, con resultados visibles y permanentes.

Su tecnología consigue aislar y enfriar de forma selectiva los depósitos de grasa, controlando la temperatura y el tiempo de aplicación con gran seguridad. El dispositivo genera un efecto de vacío ajustable que capta en su cavidad el tejido graso y aplica frío de forma selectiva. Además, incorpora diferentes cabezales que permiten trabajar todas las áreas corporales fácilmente.

Como explica la doctora Carla Barber, desde su nueva clínica en Madrid, la criolipólisis (crioliporreducción) ha desplazado a otras técnicas de reducción de grasa como la liposucción o la cavitación, ya que es un procedimiento no invasivo, permanente, sin anestesia y sin dolor. Su confianza en Termosalud y los buenos resultados en distintos tratamientos le han impulsado a incorporar el equipo CRIOCUUM a su oferta médica.

¿Cómo actúa CRIOCUUM?

El tratamiento es seguro y fácil de utilizar gracias a su método para ajustar automáticamente la succión y el frío en función de la medida del panículo adiposo y porque permite trabajar mediante parámetros predeterminados o configuraciones propias que se ajusten a las necesidades concretas de cada paciente.

La apoptosis celular se produce a partir de la cristalización de los lípidos de las células grasas. Con una temperatura de entre 0 y 10 grados, la grasa se solidifica mientras que los tejidos que contienen agua no sufren ningún daño. A posteriori, el tratamiento elimina de forma natural las células adiposas del organismo.

criocuum_foto_160

Tratamiento perfecto: CRIOCUUM + VMAT Onda acústica

La combinación del tratamiento CRIOCUUM de Termosalud con el equipo de ondas acústicas de choque VMAT consigue un tratamiento ideal para una reducción de grasa significativamente mayor. Varios estudios clínicos avalan que, además de garantizar esta pérdida de grasa, se estimula el drenaje linfático, se aumenta la elasticidad de la piel y se trabaja eficazmente la celulitis. Según comenta la doctora Barber, las personas que más demandan este tratamiento son mujeres que quieren deshacerse de la grasa localizada en pistoleras, abdomen y flancos.

vmat_11sesion

Quince días después de la primera sesión se obtienen los resultados visibles, que sitúan la reducción de grasa entre 3 y 15 mm, entre el 25% y el 45% del tejido graso. La doctora explica que “es muy recomendable emplear esta combinación de terapias, ya que con la crioliporreducción cristalizamos la grasa, pero luego hay que impulsar la rotura de esa grasa mediante las ondas acústicas, solo así conseguiremos que el cuerpo elimine el tejido adiposo por completo. Los pacientes están 100% satisfechos porque ven resultados tras la primera sesión y eso les hace confiar en el tratamiento y continuar”.

Carla-Barber-VMAT