Datos del estudio desarrollado por la farmacéutica Allergan, ‘Aumento de pecho: las españolas opinan’, revelan que para el 39% de las mujeres que no se siente a gusto con su pecho, el principal motivo es tener poco volumen, y para un 30% su mayor preocupación es tenerlo caído. Este es el caso con el que se identifican las mujeres de mayor edad, entre 46 y 60 años, mientras que las más jóvenes, entre los 18 y los 45 años, sienten que su pecho es pequeño1.

Cabe destacar que el 46% de las españolas encuestadas se ha sentido acomplejada por su pecho alguna vez y casi el 40% usa habitualmente sujetador con relleno o con efecto push up porque le aporta seguridad1. Y es que, para la gran mayoría (81%) de las mujeres, en el caso de hacerse un aumento de pecho, lo haría para sentirse bien consigo misma1.33497793850_e1c7fa341e_o

Aumento mamario, intervención líder en cirugía estética

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el aumento mamario continua liderando la primera posición de intervenciones de cirugía estética con un 26,31%2  y “la edad más frecuente se sitúa entre los 25 y los 30 años aunque cada vez hay más mujeres en torno a los 20 que deciden realizársela”, afirma el Dr. Vicente Paloma Director del Instituto Paloma, en Barcelona. “Lo que si debemos de tener en cuenta es que la mujer haya completado su madurez física y psicológica”, añade el experto.

 

 

 

La elección del especialista

Desde la SECPRE se advierte que sólo el 34,83% de los pacientes que se realizan a una intervención de Cirugía Estética se informa sobre la cualificación del médico2. En los últimos congresos de este año, numerosas sociedades científicas y expertos destacan como cada vez hay más intrusismo en la profesión y recuerdan al paciente que debe cerciorarse de que el especialista posea el título oficial y homologado que le cualifica como Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

En este sentido,  el Dr. Paloma añade: Hay tres factores, al menos, que debemos tener en cuenta como paciente. El primero es que el profesional esté adecuadamente formado y en ese sentido debemos comprobar que es miembro de la SECPRE; El segundo factor es la experiencia que haya desarrollado en la intervención que nos queremos realizar. La pericia del cirujano vendrá marcada en gran medida por la experiencia adquirida durante su trayectoria profesional; el tercero, y no por ello menos importante, es la confianza que nos inspire en la entrevista en la consulta”.

Actualmente se practican entre 18.000 y 19.000 intervenciones de este tipo al año3. El Dr. Paloma destaca que el principal objetivo es lograr un resultado natural, proporcionado y ajustado a las expectativas de la paciente, y destaca la importancia de que el profesional le ayude a tomar las decisiones sobre la prótesis a utilizar intentando siempre velar por un resultado que sea adecuado y armonioso.

El procedimiento dependerá de diversos factores, “como la ubicación de la prótesis en un plano profundo, la forma, volumen y características de la prótesis y, por supuesto, de la pericia del cirujano que realiza la intervención”, determina el experto.

Tipos de implantes mamarios

Existen diferencias individuales en función de la forma, la envoltura y las características físicas. La elección la realizará el especialista en función de los resultados deseados por la paciente y de su morfología.

El implante anatómico, “tiene una forma que recuerda a la de una lágrima, se adapta mejor a la anatomía del pecho y puede por ello ofrecer resultados más naturales”, explica el Dr. Paloma, y añade que este suele adaptarse mejor a la morfología de la mujer con menor contorno de tórax. En cuanto a las prótesis redondas añade: “pueden ayudarnos a obtener resultados que se ajusten a las expectativas que esperan mujeres con muy poco pecho inicial o que desean resultados más visibles”.

El Dr. Paloma destaca que España ha sido pionera en Europa en adoptar medidas para el control de implantes mamarios como es el caso del registro nacional, y añade: “la colocación de una prótesis requiere que tenga la pertinente autorización en la Unión Europea y en España, y los controles legales al respecto son muy estrictos. Sin embargo para el paciente estos temas pueden ser difíciles de identificar y por ello la mejor garantía es que confíe en un profesional y un centro hospitalario acreditados”.

Sobre el material, el doctor destaca que, al pasar a formar parte de nuestro organismo y a interactuar de forma permanente con el cuerpo, en la actualidad “las prótesis de gel de silicona de alta cohesividad son las que nos ofrecen mejores resultados y mayores garantías de seguridad”.

El Dr. Paloma añade que las tendencias vienen marcadas por la evolución de los materiales utilizados en la confección de las prótesis, por la disponibilidad de tecnologías de realidad virtual que permiten un ajuste de las expectativas sobre el resultado y por la incorporación de técnicas que combinan el uso de tejido de la propia paciente o creados a partir de células madre.

El pecho caído, tipo de intervención

Con el paso de los años y de las etapas naturales de la mujer el pecho tiende a caer de su posición inicial. “Ante esta situación podemos recurrir a una intervención de mastopexia que consiste en la elevación del pecho y que puede implicar el uso de implantes mamarios”. Para ello el doctor indica que se debe  actuar sobre la piel y los ligamentos de la mama y supone una intervención de mayor duración  que un aumento.

Quererte es lo más natural

A raíz de estos datos, la compañía farmacéutica Allergan ofrece a través de su plataforma on line Quererte es lo más natural  información sobre implantes mamarios, tipos de procesos quirúrgicos y un localizador de clínicas con el objetivo de recordar a las mujeres la importancia de estar bien informadas y de contar con un buen especialista en el caso de que se planteen un aumento de pecho.

Allergan, 35 años de experiencia en implantes mamarios

Allergan cuenta con más de 35 años de experiencia en el desarrollo de implantes de mama de última generación con la tecnología más avanzada en más de 76 países.

Gracias a la investigación continuada, Allergan evalúa constantemente el registro de seguridad a largo plazo de su línea completa de implantes mamarios rellenos de gel de silicona. Para ello, realiza amplísimos estudios clínicos tanto en Estados Unidos como en Europa. Sus implantes mamarios se han sometido a más de 100 ensayos de control de calidad internos y externos y están avalados por una sólida garantía.