taPrimero fue el Bikini Bridge (o hueco entre el bikini y el abdomen), y ahora llega el Tigh Gap. ¿Sabes qué es? Esa separación que tienen algunas mujeres extremadamente delgadas entre los muslos. Según el cirujano plástico Antonio Tapia, la meloplastia, llamada por algunos musloplastia o lifting de muslos, es una cirugía pedida por un 10% de las mujeres. Celebrities como Demi Moore o Rihanna han pasado por ella, según rumores. Pero hay que tomar algunas precauciones para que el resultado sea bueno. El experto nos da las claves. 

Lifting de muslos, ¿Total o parcial?

“En función de la paciente y la grasa y flacidez en el muslo, puede realizarse un lifting total o parcial. En el primer caso, el resultado es mejor, pero la cicatriz es más visible. La técnica consiste en eliminar grasa desde la rodilla hasta el final del muslo desde la parte interna, quedando una cicatriz vertical, muy evidente, pero también una forma de muslo natural. En el caso del lifting parcial, en casos menos severos, la cicatriz se disimula en la ingle en semicírculo, ocupando en ocasiones parte de la zona posterior del glúteo”.

¿Cuál es la paciente ideal?

“Aquellas que han tenido una pérdida de peso muy brusca, o han pasado por una cirugía bariátrica (para tratar la obesidad), porque en estos casos la piel queda muy descolgada”.

¿Hace falta anestesia?

“Sí, normalmente general, aunque también se puede utilizar epidural”.

¿Se pueden “arreglar” las piernas enteras? ¿Cómo?

“Sí, se puede hacer. En caso de piernas muy rectas y gruesas realizo una liposucción en la zona de la rodilla, en la parte posterior del muslo y en los tobillos”.

¿Te piden muchas mujeres lifting de muslos?

“El lifting de muslos lo demanda el 10% de las mujeres en la actualidad”.

¿Cómo es el postoperatorio?

“La paciente llevará una faja pantalón durante un mes en la zona, algo que queda disimulado con un pantalón normal, y yo le aconsejo que haga natación para recuperarse antes y mejor”.

¿Recomiendas medidas complementarias?

“Nunca opero a una paciente de muslos si antes no me garantiza que va a seguir una dieta equilibrada y va a hacer ejercicio. No serviría de nada, hay que ser honesto como médico en este tipo de operaciones. Es más, si vienen y observo que no existe suficiente problema, le recomiendo únicamente estas pautas y desechamos la cirugía”.

¿Te ha pedido alguna paciente que le hagas un tigh gap o separación entre los muslos?

“Sí, y me niego siempre. Ese hueco que tienen algunas modelos y en general mujeres extremadamente delgadas es antinatural, no existen muslos así por genética. El muslo es prácticamente recto, con una suave curva en la zona alta, bajo la ingle, y no hay que eliminar esa curvatura nunca. Es cierto que con la técnica vertical, cuando hay incisión desde la zona alta del muslo hasta la más baja, es más fácil que la forma quede con esa curvita que si es parcial”.