Con motivo del día Mundial del Cáncer de Colon (31 de marzo) Clínica Planas comparte un decálogo de premisas y situaciones que se deben tener en cuenta para detectar de manera precoz un posible cáncer de colon. Este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes a nivel mundial pero, si se detecta a tiempo, la tasa de curación alcanza el 100%.

El Dr. Ramon Abad, responsable de la Unidad de Endoscopia Digestiva de la Clínica Planas asegura que “Extirpar un pólipo hoy es evitar un cáncer mañana”. Por ello, es importante realizarse exámenes médicos de manera periódica para detectar cualquier posible alteración en el organismo y actuar en consecuencia.

Este decálogo incluye pautas meramente informativas y de conocimiento que permiten adoptar con tiempo conductas preventivas. Alguna de ellas exige una actuación inmediata por parte de un especialista.

1. NO HAY QUE ESPERAR A QUE SE PRESENTEN LOS SÍNTOMAS.

Cuándo aparezcan señales de un posible cáncer de colon, seguramente sea demasiado tarde. La medicina de hace 30 años en la que el paciente iba a ver al médico cuando tenía síntomas ha cambiado ostensiblemente. Hay que prevenir antes que curar. El paciente debe realizarse chequeos periódicos para evaluar el estado del organismo.

2. EL PÓLIPO ES EL PRECURSOR DEL CÁNCER DE COLON.

El pólipo es una formación prominente en forma de seta que aparece en el colon por causas desconocidas. La forma de un pólipo, es muy variada. La endoscopia de colon o colonoscopia, es el método más preciso para el diagnóstico de los pólipos y el que permite una resección endoscópica de los mismos. Extirpar un pólipo hoy es evitar un cáncer mañana.

3. SANGRE CON LA DEPOSICIÓN.

Este es el signo de máxima alerta. Aquí incluimos no solo los pacientes que observan la presencia de sangre roja que aparece mezclada encima de la deposición o en el papel, sino también la sangre que solo se detecta con métodos de laboratorio, como es el estudio denominado “Sangre oculta en heces” que, como su nombre indica, no se ve a simple vista y solo se detecta con estudio de las heces en el laboratorio.

4. TENER 50 AÑOS O MÁS.

La edad es el segundo factor en importancia después de la presencia de sangre en las heces. Está demostrado que es en esta edad cuando aparecen con más frecuencia pólipos y cáncer. Por ello se recomienda realizar una colonoscopia alrededor de esa edad aunque no tengan síntomas ni antecedentes personales o familiares de riesgo.

5. EL CÁNCER DE COLON SE PRESENTA EN IGUAL PROPORCIÓN EN SEÑORES COMO EN SEÑORAS.

No debemos olvidar que este tipo de cáncer no hace distinción de sexo.

6. TENER ANTECEDENTES FAMILIARES.

Tener familiares de primer grado que se les haya extirpado un pólipo en el colon o que se hallen afectos de cáncer colorectal, aumenta en un 8% las posibilidades de desarrollar un cáncer de colon.

7. ANTECEDENTES PERSONALES.

Aquellos pacientes que previamente ya han padecido un cáncer en el colon, se les haya extirpado un pólipo o hayan padecido un cáncer fuera del colon (ovario, mama…), tienen también más probabilidades de desarrollar un cáncer de colon.

8. NO SABEMOS QUÉ POLIPO SE VA A TRANSFORMAR EN CÁNCER Y CUÁL NO Y TAMPOCO SABEMOS CUÁNDO LO HARÁ.

El 90 % de los pólipos llevan carga de malignidad pero solo un 20 % acabarán transformándose en un cáncer.

9. TODOS LOS PÓLIPOS DEBEN DE SER EXTIRPADOS.

Al no conocer a priori cual va a ser la evolución del pólipo, deben ser extirpados todos. La mayoría pueden ser resecados por vía endoscópica en el mismo acto exploratorio o bien en diferido cuando se precisen.
La polipectomía endoscópica permite extirpar un número de pólipos que ya llevan en su interior células de cáncer. Estos pacientes con pólipos en los que el cáncer no afecta la línea de resección del pólipo, ya están curados y no precisarán ni quimioterapia ni radioterapia y mucho menos cirugía. Son aproximadamente el 15 % de todos los cánceres de colon.

10. LA DESIDIA.

Es uno de los factores más importantes. Teniendo en cuenta que si diagnosticamos a tiempo un cáncer de colon tenemos un 100% de probabilidades de curarlo. Pensar que no te va a pasar a ti o no hacerte pruebas de manera periódica es, sin duda, la forma más fácil de desarrollar un cáncer de colon.