dr junco_Una de las cirugías más demandadas por hombres y cada vez por más mujeres que quieren rejuvenecer o mejorar el aspecto de sus orejas.
Las orejas de soplillo o las orejas demasiado separadas de la cabeza, no sólo son una malformación sino que en muchos casos llegan a convertirse en uno de los complejos más comunes en niños y en mayores. Por suerte, la solución es una operación rápida, segura e ingeniosa con resultados excelentes que pone fin a las orejas grandes, abiertas y otras imperfecciones. La otoplastia estética es una intervención, de una hora de duración, mediante la cual se remodela el aspecto y la forma del pabellón auricular, bien sea mediante la plicatura del cartílago o la reducción del tamaño de la concha, acercando la totalidad del pabellón al cráneo.
Los resultados son completamente naturales y con solo una cicatriz imperceptible desde el primer momento. Se recomienda no intervenir antes de los 7 años, por no haber terminado completamente el desarrollo. La causa más común de la malformación es la falta de plegamiento de la zona del cartílago auricular llamada antehélix y también las dimensiones exageradas de la concha, es decir, la zona cóncava del pabellón auricular.
En algunos pacientes coinciden las dos causas y en estos casos el Dr. Junco realiza las dos
intervenciones al mismo tiempo, para corregir de forma completamente estética y definitiva el
defecto.
En cuanto a los cuidados post-operatorios, se recomienda guardar reposo absoluto en casa durante al menos 24 horas. Los primeros 3-4 días los pacientes llevarán un vendaje en forma de cinta durante todo el día. A la semana aproximadamente se retira la sutura. Es normal una pequeña inflamación durante las primeras semanas, con molestias ocasionales en la zona, que deberá protegerse de las temperaturas extremas.
Con esta sencilla intervención el paciente conseguirá no sólo pegar más las orejas a la cara, sino darles una apariencia mucho más atractiva en cuanto a tamaño, forma y simetría.