La Dra. Paula Rosso, especialista en nutrición del Centro Médico Lajo Plaza, analiza al detalle este plan dietético que promete perder dos kilos al mes alternando días de ayuno con jornadas de libertad absoluta.

 

¿En qué consisten las dietas intermitentes?

Las diseñó el médico, periodista y presentador de televisión británico Michael Mosley, en colaboración con la periodista Mimi Spencer, tras experimentar con diferentes regímenes de ayuno intermitente.
Las dietas intermitentes se basan en comer normalmente durante 5 días y ayunar 2, o si se quiere una pérdida de peso más rápida, comer normalmente durante 4 y hacer ayuno durante 3 días en jornadas alternas. Una vez se haya logrado perder peso, durante la fase de mantenimiento hay que mantener un día de ayuno a la semana (6:1).

¿Realmente funcionan?

Se ha comprobado a través de estudios que esta dieta es eficaz a la hora de adelgazar, logrando una perdida en mujeres de aproximadamente medio kilo a la semana y algo más en los hombres, pero no hay estudios de los beneficios que aporta a nivel de salud y que tanto pregona este plan.

 

¿Cuántas calorías habría que consumir en cada periodo?

Durante los días de ayuno se debe reducir aproximadamente el 75% del consumo calórico habitual, es decir, 500 calorías para las mujeres y 600
para los hombres. Mosley no especifica lo que se puede consumir en los días libres, pero para perder peso tiene que ser una dieta de unas 2000 calorías.

 

¿Hay una lista de alimentos prohibidos y permitidos?

Los alimentos que se consuman los días de ayuno deberán ser ricos en proteínas y fibra (carne, pollo sin piel, pescado y verduras con un bajo índice glicémico) y deben evitarse los carbohidratos. Durante esta fase es importante hidratarse adecuadamente. Debemos repartir las comidas que hagamos, realizarlo sólo si tenemos buena salud y no prolongar este plan durante más de dos semanas. Deberían tomarse como una medida puntual, no como una dieta habitual ni como un estilo de alimentación. Para eso, siempre es más recomendable seguir la dieta mediterránea o las disociadas.

 

¿Qué variedad es la más aceptada entre los nutricionistas?

Siempre preferimos hacer las dietas menos radicales, con lo cual me decanto más por la 5:2, aunque como explique antes, hay que prestar atención a lo que se come en los días libres. Es una cuestión de compensación. Si en los días libres ingerimos 5000 calorías diarias terminaremos engordando.

 

¿En qué casos sí sería recomendable?

Para mantenerse en el peso después de seguir una dieta de adelgazamiento o para compensar excesos si se tiene tendencia a engordar. Todos tenemos temporadas donde, por razones distintas (desde un viaje a festejos familiares o momentos de mucho estrés), comemos más de lo habitual o nos alimentamos peor, aumentando la ingesta de calorías. Mi consejo es compensar esos excesos lo antes posible, no permitiendo que ese kilo o dos extras
lleguen a instalarse.

 

¿Cómo podría seguirse sin poner en riesgo la salud?

Llevando una alimentación saludable y relativamente variada durante los días de ayuno y sin cometer excesos durante los días libres con los alimentos fritos, procesados, el alcohol o el azúcar.


EJEMPLO RECOMENDABLE PARA LOS DÍAS DE AYUNO

DESAYUNO:
Café o té con 100 ml. de leche desnatada + 2 yogures desnatados
ó
Café o té con 100 ml. de leche + 1 yogur desnatado + una pieza de fruta pequeña
ó
Café o té con 100 ml. de leche + 4 lonchas de pavo natural + un quesito desnatado

ALMUERZO Y CENA:
Una ración de carne magra, pescado o pollo a la plancha, hervido, al papillote o al vapor
de 100 gr. + una ración de verdura cruda, al horno o al vapor de 200 gr. aprox.