buenoTratamiento basado en la infiltración directa de sustancias despigmentantes directamente en la dermis y exclusivamente en las manchas. Saltándose la barrera de la epidermis, y trabajando directamente en el corazón de la mancha, se consigue un tratamiento menos sensibilizante, con menor agresividad y de efectos más rápidos que los peelings tradicionales.

El Dr. José Vicente Lajo Plaza explica las características de esta terapia: “En los tratamientos de peeling o láser, tenemos que decapar y desestabilizar la barrera epidérmica para poder penetrar hasta la mancha. No olvidemos que la piel es un escudo del organismo para protegerse de las agresiones medioambientales, lo que limita cualquier sustancia que se quiera hacer penetrar. De esta forma, dejamos la epidermis intacta. El concepto es utilizar principios activos que sabemos que tienen una acción despigmentante porque previenen la sobreproducción de melanina –  bien en el ciclo de la tirosinasa o bien directamente sobre la mancha preestablecida –  o que van a eliminar los depósitos de melanina ya fabricada y depositada en la piel”.

Ventajas:

– Se puede realizar en cualquier época del año. Al no afectar la epidermis, no es incompatible con la radiación solar.

– Permite continuar el tratamiento en la época más sensible para las manchas. Las terapias habituales han de interrumpirse en los meses de alta intensidad solar, que son precisamente los peores para la aparición de manchas. La Intraterapia Lesionar permite mantener el tratamiento y no descontinuarlo.

– El resultado es más visible en menos tiempo. A partir de 10 – 12 días se observa que la mancha está más clara.

– Se puede combinar con otras terapias despigmentantes. Es compatible con peelings o tratamiento con cremas.

El tratamiento es especialmente eficaz en las manchas melasmáticas u hormonales y en las solares. No se recomienda para éfelides ni nevus pigmentarios.

El Dr. Lajo Plaza cree en la combinación de terapias cuando de manchas se trata. “Los problemas de pigmentación son tan difíciles de combatir que deben abordarse en todos los focos posibles: la fotoprotección; el tratamiento tópico; el despigmentante y el tratamiento intralesionar. Plantearse borrarlas con un solo tipo de tratamiento o para siempre es complicado. Los factores que influyen en el éxito son muchos, desde las hormonas al sol, y por eso requiere un abordaje desde muchos puntos de vista”.