Imagen 1El Análisis Digital de la Sonrisa (DSD por sus siglas en inglés) permite diseñar la sonrisa ideal considerando las características faciales y gestos de expresión de cada paciente.

¿En qué consiste el Análisis Digital de la Sonrisa?  

 

El DSD es una técnica que utiliza fotografías e imágenes en vídeo del paciente para realizar un estudio estético, facial y dental individualizado que permita diseñar una sonrisa personalizada. Así, se analiza el tamaño de los dientes, su forma, asimetría, color o su relación con los labios o la encía, entre otros parámetros, para diseñar una sonrisa ideal adaptada a cada paciente.

Pasos: 

 

Realización de un primer registro fotográfico que se convierte en el punto de partida del análisis.

Grabación para obtener una imagen en movimiento que ofrezca otros detalles de la sonrisa como el movimiento de los labios o la muestra de encías durante el habla.

Elaboración del primer análisis para detallar posibles mejoras en la sonrisa en colaboración con el paciente.

Utilización de estándares básicos de la posición ideal de la sonrisa respecto al resto de la cara del paciente para crear la imagen deseada.

Elaboración de una pieza de resina para que el paciente pueda probársela.

A través del análisis de todos estos datos, se marcarán unas directrices que debe seguir el odontólogo para conseguir una sonrisa ideal personalizada a través de diferentes tratamientos que nos harán obtener el resultado deseado.

Ventajas: 

 

La principal ventaja del DSD es la posibilidad de visualizar el resultado a través de una simulación fotográfica y un molde de resina que refleja la imagen deseada en la misma cita.

No se altera ningún diente y su desarrollo posterior se realiza con total seguridad y confianza.

Se trata de una odontología más humana, más emocional e incluso más artística.