Foto DR-SERRES RETOCADAEs una de las ramas más apasionante de la Medicina. Se trata de la disciplina que abarca el antienvejecimiento y la longevidad y como tal, otras muchas. ¿Quimera o realidad? José Serres, doctor en Medicina y Cirugía, presidente de SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad) y vicedirector de Medicina Antienvejecimiento de la Federación Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica (FILACP) afirma que ésta es pura realidad. Más cerca de lo que imaginemos de la codiciada “fuente de la vida”, el elixir de juventud sin embargo es una pócima de pautas y hábitos de vida en la que el paciente tiene mucho que decir y el médico más que enseñar, prescribir y con lo que actuar.

“Dar a conocer tanto entre los compañeros médicos como a la sociedad en general la existencia de la Medicina Antienvejecimiento que a su vez podemos calificar como una medicina preventiva y de la calidad de vida” es el principal objetivo del Dr. José Serres como presidente de SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad). Pero el Dr. Serres, no sólo se queda ahí. Sin duda figura eminente y de trayectoria destacada, hoy habla con nosotros de Medicina y Cirugía, de antiaging y de un futuro basado en la investigación, la ciencia y la pericia de médicos y cirujanos en torno a una materia tan apasionada y apasionante como es la preservación de cuerpo y mente ante el paso de los años…

 

EXPERTOS MEDICINA ESTÉTICA.:

Antienvejecimiento y longevidad. ¿Quimera o realidad?

JOSÉ SERRES.: No es una quimera, no. La medicina ha evolucionado enormemente en estos últimos 50 años, de una forma casi inimaginable. Y no sólo la    medicina sino muchas de sus ramas añadidas como es la genética, la medicina regenerativa, etc. Esto    quiere decir que hoy día disponemos de avanzados y eficaces mecanismos para ralentizar el proceso de  envejecimiento en el ser humano.

EME.: Dr. Serres, si ahora mismo estuviera hablando con un paciente, ¿cuáles le diría son los principales enemigos del envejecimiento?

J.S.: Para contestar esta pregunta, nada mejor  que enumerar los pilares de la Medicina Antienvejecimiento y así extraer de los mismos las conclusiones necesarias. En concreto se trata de seis pilares. Una dieta adecuada, ejercicio físico (siempre moderado); el control del estrés, la administración de suplementos nutricionales (a medida que nos vamos haciendo mayores nuestro  organismo no es capaz de absorber las vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos, etc., que le proporcionamos en la comida). El control hormonal porque el paso de los años tanto en hombres como en mujeres hace que exista una deficiencia de hormonas buenas y sin embargo aumenten las ‘malas’,  responsables del estrés: cortisol, insulina…) Y por último, el  sexto pilar sería la medicina estética, la cirugía estética y los tratamientos de láser, todo ello referido al aspecto exterior del cuerpo. Y en este entramado definiríamos a la Medicina Antienvejecimiento como el motor de un vehículo y a la Medicina y Cirugía Estética como la carrocería del mismo.

EME.: Por lo tanto, un estilo de vida adecuado y el cuidado interior y exterior de nuestro cuerpo serían aliados imprescindibles de la medicina antiaging y la longevidad…

J.S.: Por supuesto. Medicina Estética y Medicina Antiaging, de alguna forma son complementarias. Si nuestro organismo no funciona bien, difícilmente podremos disfrutar de una buena piel. Es muy importante por ello, primero, observar una alimentación adecuada, dormir las horas necesarias, no fumar… Observar una serie de medidas que no sólo nos van a hacer estar bien por dentro, sino también por fuera y que nuestra piel posea el colágeno y el riego sanguíneo necesario y así conseguir que envejezca mejor y de modo más lento. Y, por supuesto, utilizar los tratamientos estéticos que a su vez consigan resultados de belleza y juventud.

EME.: ¿Los programas antiaging desarrollados en distintos centros y/o clínicas durante estancias prolongadas, tan de moda en los últimos tiempos, son efectivos?

J.S.: Sí, siempre y cuando el paciente cumpla dichos programas y los mantenga en el tiempo. Por eso  SEMAL aboga sobre todo por el cambio en los hábitos de vida. Sabemos y podemos asegurar que la genética influye en el 70% de nuestra longevidad, el 30% restante es estilo de vida. Y el estilo de vida tú lo puedes modificar desde mañana mismo: dejo de fumar, practico ejercicio, controlo el estrés, hago Yoga, intento ser feliz; comunicarme más y mejor, tener amigos… De esta forma aumentaremos indiscutiblemente nuestra calidad de vida y por ende, nuestra longevidad.

EME.: Genes, células madre… ¿Asistimos al nacimiento del elixir de la eterna juventud?

J.S.: ¡Buena pregunta! Un científico británico, Aubrey de Grey, argumenta que viviremos 120 años, incluso asegura que muchos más. Puede ser, pero estamos todavía muy al principio. Se trata de nuevos conocimientos que nos van a permitir hacer muchas modificaciones, posiblemente genéticas, entre otras cosas, pero que todavía y ahora el valor único, aunque muy importante, que nos pueden prestar es el valor diagnóstico. Así, disponemos ya de análisis, de saliva, por ejemplo, que nos indicarán si padecemos determinados polimorfismos que nos harán padecer ciertas enfermedades, ciertos tumores, o si podemos tomar o no determinados fármacos y en qué dosis… Análisis genéticos que nos dirán si es posible que una persona que fume podrá padecer o no cáncer de pulmón… Pero la genética, hoy por hoy y todavía no se puede modificar para un fin determinado.

EME.: Hasta aquí y según se desprende de sus palabras, la Medicina Antienvejecimiento es insustituible a la hora de prevenir distintas patologías y procesos…

J.S.: Sí, así es. Con las premisas de esta medicina se puede ralentizar el proceso de envejecimiento y mejorar el organismo tanto por dentro como por fuera. Se trata de una disciplina en la que la colaboración es también fundamental, la colaboración de la Medicina Antienvejecimiento y Longevidad con la Medicina Estética, la Cirugía Plástica y Estética, etc. y viceversa. Su acción es multidisciplinar y como tal debe contar con todas estas colaboraciones.

EME.: Y en lo referido a tratamientos para ‘embellecernos por fuera’, ¿cuál ha sido en su opinión y dada su experiencia el principal y más importante descubrimiento en torno a este deseo?

J.S.: (No lo duda) El láser, un avance espectacular en todos los campos no sólo de la Medicina sino también de la Cirugía Estética. El láser nos permite cosas que de otra forma no tendrían ni resultado ni tratamiento: eliminación de manchas, lesiones vasculares, tatuajes… La cirugía con láser, la depilación…

EME.: ¿Mejor un método no invasivo si hablamos de belleza y juventud? ¿Sí, no…? ¿Por qué?

J.S.: Depende de cada caso y persona. Depende de la edad y de cada patología y por supuesto del grado de envejecimiento que presente.

EME.: ¿Alguna vez se rejuvenecerá sin necesidad de utilizar la cirugía?

J.S.: Ya lo estamos haciendo. El láser, rejuvenece sin cirugía. Los rellenos, también, espectaculares, cada vez disponemos de más ácidos hialurónicos diferentes, de diferente composición, de diferente densidad, una de las armas fundamentales de la medicina estética y entre los que sólo falta alguno que tenga una mayor durabilidad. Ahora han entrado también con fuerza en el mercado los llamados “hilos mágicos”, una nueva arma a nuestra disposición y que con el tiempo podremos comprobar la importancia que adquirirán o no a la hora de tratar rostro y cuerpo. Y, por supuesto, la toxina botulínica.

EME.: La toxina botulínica que tanto ha dado y sigue dando que hablar, ¿es realmente segura y eficaz?

J.S.: Personalmente, soy un defensor a ultranza de la toxina botulínica. Llevo décadas utilizándola. Aprendí la técnica en 1997 con el profesor Frederic Brandt de la Universidad de Miami, allí, hace 16 años, pero es más, es que la toxina botulínica, en tratamientos no estéticos ya se viene utilizando desde hace más de tres décadas.

EME.: Es usted, como adelantábamos al principio, un cirujano plástico y reconstructivo con una larga y destacada trayectoria, de reconocido prestigio, además de un experto en antiaging, por eso, nos gustaría preguntarle acerca de los requisitos que considera indispensables para ser un buen cirujano estético.

J.S.: Primero y antes que nada, tener una formación adecuada y, en segundo lugar ser honesto, muy honesto. Hablar con el paciente de los resultados que se pueden conseguir y no prometer más de lo que realmente se puede conseguir.

EME.: ¿De qué se encuentra más o especialmente satisfecho el Dr. Serres a lo largo de su trayectoria?

J.S.: Para mí es especialmente satisfactorio cuando las mamás, a las que yo he tratado, me traen a sus hijas. Mamás que conocimos hace 20 años y siguen viniendo a la clínica y nos confían a sus hijas. Significa que has llevado una buena trayectoria y que las personas siguen confiando en ti por haber hecho las cosas bien.

EME.: ¿Es ésta una profesión gratificante?

J.S.: En general sí, sobre todo cuando tanto tú como tu paciente estáis contentos con el resultado obtenido y ves cómo cambia la vida de esa persona gracias a lo que tú has hecho.

EME.: Dr. Serres, y como presidente de SEMAL, ¿quiere aprovechar esta oportunidad para transmitir algún mensaje a los médicos que la componen?

J.S.: Desde SEMAL estaríamos encantados de poder hacer llegar todos los conocimientos de la Medicina Antienvejecimiento al médico estético, el cirujano plástico y a los médicos en general para que utilizaran todas las armas que nos ofrecen las técnicas de la Medicina Antienvejecimiento y poder así completar y mejorar los tratamientos estéticos en los pacientes.

 

 

José Serres Dr. en Medicina y Cirugía, especialista en Cirugía Plástica,

Estética y Reconstructiva.

> Doctor en Medicina y Cirugía Universidad de Sevilla (España).

> Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. Lima (Perú).

> Diploma Intereuropeo de Postgrado en Láser Médico Quirúrgico. Universidad de Barcelona, entre otros muchos títulos y especialidades.

> Docente y profesor en distintas universidades de todo el mundo y miembro de numerosas