DoctoraLa Dra. Inma González, licenciada en Medicina y Cirugía, e impulsora de la ‘Medicina Integrativa’, expone en esta interesante entrevista, opiniones y protocolos, basados en su dilatada experiencia y ejercicio y que abren paso a una interesante y natural idea de la ‘belleza’. La ‘Medicina Integrativa’, concebida, primero que nada y por encima de todo como salud, encuentra la solución a muchos y distintos problemas estéticos en el concepto holístico, por otro lado, buscado y respetado cada vez más por la sociedad en general.

 

EXPERTOS EN MEDICINA ESTÉTICA.: Doctora, en su centro se realiza una Medicina Estética desde una perspectiva holística. Explíquenos qué quiere decir esto.

DOCTORA INMA GONZÁLEZ.: Entiendo la salud no sólo como la ausencia de enfermedad. Cada persona es responsable de su propia salud, los médicos sólo ayudamos a recuperarla. En el mundo de la Medicina Estética ha habido, afortunadamente, una evolución en positivo. Ahora ya no se tiende a “reparar la arruga”, ya no somos meros reponedores, sino que hacemos una auténtica Medicina Preventiva. Por ejemplo, si a nuestra consulta acude un paciente por un problema de piel envejecida, vamos a realizar una historia de vida que va a recoger desde aspectos de vulnerabilidad digestiva (intolerancias, dolores osteoarticulares, trastornos de humor…), a hábitos alimentarios, pasando por déficits micronutricionales (vitaminas, oligoelementos y minerales, aminoácidos…), incluyendo el estudio de neurotransmisores (claves del humor, estado emocional, motivación, energía vital…); estudio de la flora intestinal o el estudio del estado de intoxicación/acidificación del organismo. Cuando tenemos toda esta información proponemos a los pacientes un plan de tratamiento personalizado a su problema o desequilibrio, dando también pautas de alimentación y complementación dietética así como una propuesta ‘detox’ antes de comenzar cualquier tratamiento estético.

EME.: Cómo encajan los tratamientos convencionales de Medicina Estética (rellenos, toxina botulínica, infiltraciones, remodelaciones faciales…) con la perspectiva holística de la persona y los tratamientos de Medicina Integrativa que practica?

I.G.: Siempre me ha preocupado desde el principio de mi praxis cumplir uno de los juramentos hipocráticos: “primun non nocere”.

Cuando explico a un paciente con acné, por ejemplo, que no le vamos a dar antibióticos ni retinoides sino que vamos a “limpiar” su organismo con fitoterapia y exfoliar su piel con alfahidroxiácidos, se sorprenden, pero también se alegran y motivan. O bien, muchas mujeres nos consultan si podemos tratar sus síntomas de menopausia con medicina natural porque no quieren tratarse con hormonas. Entonces les hablo de homeopatía, fitoterapia, terapia neural y se les abre un mundo de posibilidades terapéuticas que después iremos concretando de modo absolutamente personalizado, según su biotipo constitucional y modo de vivir la menopausia.

EME.: ¿Quiere decir esto que los pacientes son receptivos?

I.G.: Los pacientes perciben este tipo de Medicina Integrativa como más natural, más fisiológica, con métodos terapéuticos más humanos no tan protocolizados, más a su medida. Los pacientes que quieren perder peso hacen un tipo de ‘Nutrición Comportamental’ que estudia sus expectativas, sus objetivos y les ayuda a perder peso sin pasar hambre y sin volver a recuperarlo. Todo ello porque incorporan a su estilo de vida unos hábitos dietéticos saludables y siguen nuestros consejos micronutricionales. Por supuesto, en otros casos, cuando alguien necesita una cirugía no ablativa para recuperar, por ejemplo, un párpado caído, se le propone una blefaroplastia no ablativa, pero no sin estudiar y corregir antes lo que le ha llevado a ese párpado caído.

EME.: ¿Cómo puede mejorarse el aspecto estético de la persona a través de las medicinas alternativas o complementarias?

I.G.: Sólo hay una medicina y muchas posibilidades terapéuticas. El paciente tiene el derecho a conocerlas y la opción a ser tratado con la que elija. En Medicina Integrativa se da mucha importancia a la alimentación (que tu alimento sea tu medicamento), a las terapias de detoxificación y drenaje y al control de las emociones como causa de enfermedad. Para ello proponemos terapias homeopáticas, fitoterapia, terapia neural, biopuntura, Medicina Tradicional China… Antes de cualquier tratamiento estético (arrugas, celulitis, acné), como he adelantado anteriormente, revisamos el modo de vida y la alimentación. Las terapias de drenaje y detoxificación son fundamentales: eliminar las toxinas acumuladas por la alimentación, las medicaciones y los hábitos tóxicos es el paso previo fundamental a cualquier procedimiento estético.

EME.: Con lo cual damos por hecho el dicho que reza “somos lo que comemos”.

I.G.: Sí, un estado micronutricional desequilibrado va a llevar consigo problemas estéticos (acné, seborrea, arrugas, celulitis, adiposidad, comer de modo compulsivo…), por eso damos tanta importancia a la alimentación y llevamos programas de Nutrición Comportamental.

No se trata sólo de suprimir la arruga: si no regulamos el correcto funcionamiento de la dermis, el organismo no repone su propio colágeno. Debemos hacer una regulación integral para que sea nuestra propia dermis la que sintetice más colágeno. La Medicina Integrativa ofrece la belleza que da la salud.

EME.: ¿En España se demandan los tratamientos anti edad vía oral?

I.G.: Sí, pero he de decir que Francia es el país pionero en micro nutrición. Asisto cada año a  Congresos que organiza el Institut Européen de Diététique et Micronutrition y nos reunimos profesionales de toda Europa para presentar estudios en este campo. Allí se vive una auténtica cultura en prevención de la salud. Se estudia qué es lo que la sociedad demanda y necesita, métodos naturales y respetuosos para conservar la salud y aumentar el bienestar, envejeciendo del modo más fisiológico posible y evitando las enfermedades neurodegenerativas, porque se trata de “añadir más vida a los años”.

En nuestro país hay cada vez más demanda de este tipo de Medicina Integrativa y este tipo de terapias, y profesionales médicos con una formación Universitaria adecuada para poderlos ofrecer de modo personalizado.

EME.: Doctora, es usted también docente, enseña a otros médicos su experiencia ¿no es cierto?

I.G.: Sí, me gusta la docencia, doy conferencias, cursos de formación para médicos y farmacéuticos y participo en Congresos y Simposios de Medicina Estética y Medicina Integrativa. Los que más enseñan no se creen maestros, yo siempre digo que expongo mi experiencia (que de eso sí tengo, son 25 años de praxis médica). No pretendo sentar cátedra ni imponer mis principios. Cada vez son más los médicos “alópatas” o convencionales que se acercan a este otro modo de hacer medicina.

EME.: Una praxis la suya, entonces, sustentada en el conocimiento…

I.G.: Hay tres cosas que nos libran de todos los problemas: el conocimiento, la sabiduría y el buen consejo. El conocimiento por sí solo no trae beneficio, porque también es necesario ser prudente y sabio para saber cuándo hacer uso de él. El conocimiento está muy orgulloso de todo lo que sabe, mientras que la sabiduría sigue siendo muy humilde por lo poco que sabe. El siguiente paso después de la cognición, es aprender a aceptar. Aceptar que no somos dioses que poseemos el conocimiento sino que estamos al servicio de nuestros pacientes, a los que hemos de devolver su salud, porque les pertenece sólo a ellos. Debemos aprender a vivir la vida en el momento, a alcanzar el aquí y el ahora y a estar siempre dispuestos a aceptar con confianza y ilusión lo que nos depara el momento. Y desear todo aquello que conseguimos.

 

Receta antiaging, receta para todos

La Dra. Inma González, nos da la ‘receta’ de la Medicina Integrativa y protocolo de actuación:

1> Chequeo de salud intestinal del paciente.

Nadie puede imaginar la cantidad de intolerancias alimentarias que vemos, la cantidad de cándidas en    niños y adultos fruto de una mala flora intestinal: esto se manifiesta en forma de intolerancia a la leche, eccema, dolores articulares, migrañas recurrentes, intolerancia al gluten… Hay pacientes que llegan con intolerancias a casi todos los alimentos por un estado de hiperpermeabilidad de las mucosa digestiva que hay que corregir.

2> Reposición de la salud digestiva.

3> Restauración de la carencia en micronutrientes.

Los tratamientos antiedad vía oral con antioxidantes, vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos esenciales, flavonoides, pre y probióticos son esenciales para el organismo. Y también hay alimentos que   actúan por sí mismos como auténticos medicamentos: las crucíferas (brócoli) con un contenido elevado en sulforafano glucosinolato (SGS), poseen efecto neuroprotector frente a la neurotoxicidad y al estrés crónico. Disfrutan de un elevado poder antioxidante y acción barredora de las especies reactivas del oxígeno (radicales libres). O la cúrcuma, con efecto neuroprotector y capacidad de reducir la depresión, también es antioxidante y antiinflamatorio, y estudios recientes hablan del poder preventivo en enfermedades neurodegenerativas.

Lo ideal sería que el prescriptor de tratamientos antiedad fuese un médico que conoce muy bien los mecanismos que condicionan el correcto funcionamiento de las células, tejidos y órganos y, en función de cada paciente, de modo absolutamente personalizado, prescribiera los micronutrientes necesarios. Pero a veces el sistema y la falta de tiempo de los profesionales médicos hace que la población busque en tiendas especializadas en dietética el consejo y encuentran muy buenos prescriptores. Nuestra obligación como médicos es estar al día en avances de micronutrición y ayudar a los pacientes a conservar su salud y aumentar su bienestar.

 

Dra. Inma González

Licenciada en Medicina y Cirugía

 

> Máster en Medicina Estética UIB

> Máster en Terapias Complementarias UV

> Máster en Terapia Neural UB

> Experta en Micronutrición por el INCA

> Directora Médica de Novadona Espai de Salut