Conclusiones del congreso de Lifting Cervicofacial de Aecep, con el presidente de la asociación, Jesús Benito Ruiz

“Con los avances en medicina estética, cada vez se ven más caras tratadas hipertratadas con cuellos envejecidos no acordes, ya que las soluciones de medicina estética para el cuello son inexistentes o poco eficaces. Son palabras de Jesús Benito Ruiz, presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética, para quien el ultimo encuentro de estos profesionales ha constatado, además, que los pacientes tienen miedo a la cirugía y a la palabra lifting. En la actualidad existe una tendencia a minimizar el impacto quirúrgico con técnicas menos agresivas pero si se quiere lucir un cuello bonito, puntualiza, la intervención en quirófano es la única solución.

 1af41d3bf3a32d68cae9aa009d1b9b5d

La piel del rostro y la del cuello, explica el cirujano, no son iguales, de ahí que no envejezcan siempre de la misma manera. El platisma, el músculo que abarca la parte anterior del cuello, está muy relacionado con la mímica facial , sobre todo con la de la boca, y resulta determinante en la aparición de las bandas del cuello o de los llamados anillos de Venus.

Aunque no todo el mundo las desarrolla, estas arrugas pueden aparecer en la treintena tanto en hombres como mujeres y empeoran con la flexión del cuello. De ahí que, debido a la cantidad de minutos diarios que pasamos con la cabeza agachada mirando nuestro teléfono móvil se hable de cuello smartphone. Para Jesús Benito es más una predicción que una realidad constatada, puesto que considera que aun es pronto para apreciar los efectos de este nuevo hábito en la piel de rostro y cuello.

En cuanto a las soluciones  para atenuarlas, aunque son difíciles de tratar, la mejor opción es el despegamiento de la piel del músculo de los anillos y la infiltración dérmica con microinjertos de grasa.

Más allá de los anillos de Venus, en el Curso  Teórico- Práctico de Lifting Cervicofacial se han presentado nuevas soluciones integradoras para la zona , es decir, que abarquen no sólo el tratamiento de arrugas, sino también la pérdida de volumen y el descolgamiento. Dado que el cuello “es fundamentalmente quirúrgico”,  explica el presidente de Aecepse buscan técnicas que devuelvan sus contornos, definiendo la línea mandibular y un ángulo definido entre la zona submandibular y el resto del cuello, procurando asimismo que la recuperación sea lo más rápida posible.

La primera solución es una nueva técnica para tratar las bandas del platisma ( el músculo antes mencionado, que abarca desde la mandíbula hasta la clavícula), menos invasiva que las que se han venido realizando hasta la fecha, y que se puede usar en la mayor parte de cuellos fláccidos. La segunda, para cuellos difíciles, busca conseguir un cuello definido y con un ángulo de 90º en relación a la mandíbula, mediante el tratamiento de estructuras mas profundas como la grasa por debajo del platisma o la glandula submandibular

Más allá de la cirugía, Bellkyra, presentada este pasado otoño, consiste en infiltraciones para eliminar la grasa submentoniana en un máximo de cuatro sesiones. También el tratamiento tópico con frío, el Coolsculpting ofrece buenos resultados contra la papada producto del acúmulo de grasa. Cuando ésta es el resultado de la flacidez y el exceso de piel, el llamado cuello de pavo, el paso por el quirófano, recuerda Jesús Benito, es la única opción con buenos resultados para el paciente.