Se acabó tratar el cuerpo como un todo: cada área tiene necesidades específicas, y la tendencia en Medicina Estética es a atenderlas “a la carta” con las técnicas más punteras y eficaces.

Según las Dras. Mar Lázaro y Conchita Pinilla, “cada vez las pacientes llegan más a consulta preguntando por soluciones concretas a sus problemas estéticos corporales, y los grandes protagonistas son los brazos, las piernas, los glúteos, las manos y el escote”.

• Escote, el gran olvidado

Necesidades: Su piel es muy fina y delicada y acusa más las consecuencias de la exposición solar, el viento o la contaminación en forma de arruguitas verticales, sequedad, manchas y flacidez.

Procedimientos: “En el escote la Luz Pulsada Intensa difumina las pigmentaciones y rejuvenece, mientras que la infiltración de Ácido Hialurónico alisa la piel y recupera la hidratación. En caso de que haya arrugas más marcadas, por la edad o excesiva fotoexposición, es preferible escoger un inductor de colágeno, como la Policaprolactona”, explican las expertas.

Sesiones: Desde 6 de luz pulsada, desde 1 de Ácido Hialurónico (para alisar o hidratar), 1 para el inductor de colágeno.

Tu rutina diaria: Llega con tu sérum y crema de rostro hasta el escote y aplícalos de dentro a fuera. Fíjate que contengan antioxidantes, como las Vitaminas C y E.

• Brazos: ¡adiós, bingo wings!

Necesidades: “Existen dos problemas: la piel es muy fina (sobre todo en la cara interna) y puede haber un exceso de grasa”, cuentan las dras. Pinilla y Lázaro.

Procedimientos: “Los más efectivos son dos: los inductores de colágeno infiltrado, como la hidroxiapatita cálcica o la policaprolactona, que compactan el colágeno y reafirman, y las suturas, bien de Polidioxanona (PDO) o de Ácido Poliláctico”. Como complemento, apuestan por el Ácido Hialurónico para hidratar y difuminar arruguitas y radiofrecuencia para reafirmar.

Sesiones: 1, tanto de inductores de colágeno como de suturas (+revisión). ,

Tu rutina diaria: Exfoliación semanal y cremas hidratantes y reafirmantes a diario. “Y nunca olvides la protección solar cuando lleves los brazos al aire”, añaden.

• Abdomen y glúteos, up and fit

Necesidades: Grasa, celulitis y flacidez son el trío enemigo tanto en el trasero como en el abdomen (y no digamos tras un embarazo).

Procedimientos: “El elegido es Coolsculpting, que activa la muerte de los adipocitos mediante frío disolviendo la grasa de manera permanente y sin bisturí. Funciona muy bien en ambas zonas, donde también recomendamos tratamientos como Velashape (mix de infrarrojos, radiofrecuencia, vacumterapia y masaje con rodillos), radiofrecuencia y carboxiterapia”.

Sesiones: Coolsculpting, 1-2; Velashape, desde 10; radiofrecuencia, desde 10; carboxiterapia, desde 6.

Tu rutina diaria: Aplica productos anticelulíticos con activos quemagrasas, como la cafeína y la L-Carnitina, y reafirmantes, ricos en vitamina E, mediante un masaje circular y ascendente, con los nudillos.

• Piernas, ¡firmes!

Necesidades: Un 80% de las mujeres padecemos problemas circulatorios, de grasa y flacidez en las piernas, según un estudio de LPG Endermologie.

Procedimientos: “LPG estimula la actividad celular y combate la celulitis combinada con la retención de líquidos; Vela Shape y la radiofrecuencia Venus Legacy funcionan contra la celulitis asociada a la flacidez”, cuenta la Dra. Lázaro.

Sesiones: Desde 10, cualquiera de las tres técnicas.

Tu rutina diaria: Las cremas específicas para combatir la celulitis, la hinchazón y la falta de firmeza, serán tus imprescindibles. Comienza a extenderlas desde el tobillo hasta la cintura y termina tu ducha diaria con un chorro de agua fría.

• Manos, las delatoras

Necesidades: “Acusan mucho el envejecimiento, porque están expuestas a la intemperie y a la radiación solar, y solemos olvidarnos de protegerlas. Sus principales signos de envejecimiento son las manchas, la pérdida de densidad y la deshidratación”.

Procedimientos: “En el caso de unas manos más jóvenes, recomendamos la infiltración de Ácido Hialurónico, que las vuelve a dejar jugosas, mientras que si existen un deterioro más evidente (por la edad o una exposición solar excesiva) preferimos la infiltración de inductores de colágeno”.

Sesiones: 1 (+revisión).

Tu rutina diaria: Pon cada mañana un protector solar y si las notas secas, antes una hidratante. De noche escoge una nutritiva, más densa, con activos regenerantes.