9005Una vez conseguida la armonía en el rostro y una adecuada volumetría facial con tratamientos como los realizados con rellenos o con Toxina Botulínica para una relajación muscular, el gran reto de la medicina estética es mejorar y avanzar en una recuperación de la elasticidad y el tono de la piel, siempre con un aspecto más acorde con su anatomía. Por ejemplo, podemos ajustar un traje usado a nuestra fisonomía, pero también debemos mejorar la calidad de su tejido. Estudios que comienzan en 1970 en Rusia con el uso de aminoácidos específicos como la glicina -unida a antioxidantes como el hierro, cobre y vitamina C- han llevado a diversos laboratorios a ofertar patentes seguras y efectivas que permiten llegar a la dermis con estos productos, siguiendo protocolos científicos con resultados visibles y naturales. Es lo que llamamos dermoconstrucción o redensificación.  

* PROTOCOLO CLÍNICA MADAN

.- Primero, se analiza al paciente con una completa exploración médica y un análisis completo en el que se incluya un proteinograma. Con los resultados, es entonces cuando establecemos la zona que queremos tratar, y que puede ser el rostro, las ojeras, el cuello, el escote, las manos, los glúteos o la cara interna de piernas y brazos.

.- Al paciente se le suele recomendar un tratamiento voluminizador o estimulador del colágeno, como la Radiofrecuencia Monopolar (Termage) o el láser pixelado. Además, estas técnicas pueden aumentar su eficacia si las combinamos con la ingesta de aquellos aminoácidos o/y antioxidantes que se necesitan para dicha formación del colágeno; o incluso pueden tomarse aisladamente.

.- Con los nuevos estudios, se ha demostrado que a partir de los 40 años, la cantidad de aminoácidos indispensables como la Glycina, Prolina y Lysina, empieza a disminuir a nivel de la dermis. Es esta reducción la responsable de que las moléculas de colágeno pierdan elasticidad y provoquen la aparición de la flacidez.

.-Escogemos la zona que queremos mejorar y le aportamos vía mesoterápica, es decir, inyectando en la dermis, aminoácidos con o

 

 

 

sin ácido hialurónico, dependiendo del efecto que queramos lograr. Si lo aplicamos con ácido hialurónico (con actividad higroscópica reducida) obtenemos mayor efecto tensor y relleno (ojeras, cuello, manos), y si, por el contrario, no lo combinamos con este ácido, obtenemos elasticidad cutánea sin aumento de volumen (cara interna de muslos o abdomen).

*RECOMEDADO PARA…

.- Mujeres y hombres de más de 40 años que, aunque tengan un volumen aceptable en el rostro, presentan un aspecto cansado o artificial que les resta atractivo.

.- Igualmente para zonas del cuerpo que se quieran destacar, como glúteos, cuello, manos, ojeras, zona periocular, perioral, etc.

RESULTADOS

.- Los resultados son inmediatos, pero mejoran notablemente a partir de los 21 días de tratamiento que, rara vez, implica la aparición de hematomas o inflamación, aunque desaparecen al segundo día.

.- Sus efectos duran entre ocho y doce meses.