pCon la llegada de la primavera y los primeros rayos de sol, un alto porcentaje de la población, especialmente mujeres, se plantean perder peso de cara al verano. Conviene hacerlo con tiempo porque no es bueno para nuestra salud perder mucho peso en un corto periodo de tiempo. Según la Dra. Amaro, autora del tratamiento de pérdida de peso patentado como la dieta definitiva, El Método Dra. Amaro, la pérdida de peso debe ser gradual, y debe ser inferior al 1% del peso corporal por semana.

 El Método Dra. Amaro propone establecer una rutina basada en la pérdida de peso a través de una dieta lineal fundamentada en el metabolismo basal y unos hábitos alimenticios saludables que se puedan mantener en el tiempo, sólo de esta forma se puede perder peso de manera saludable y definitiva. El metabolismo basal es el gasto energético que el cuerpo hace para sobrevivir. Es diferente en cada persona y varía según la edad, sexo y hábitos de vida. A partir de los 30 años, este metabolismo se estabiliza y comienza a disminuir progresivamente. Éste es uno de los factores principales en influir cuando estamos a dieta y no adelgazamos y el que hace que unas personas engorden con mayor facilidad que otras o que por poco que se coma, no se logre adelgazar.

Al comenzar una dieta, es imprescindible conocer el metabolismo basal del que se parte. Aumentar éste debe ser uno de los objetivos de todo régimen y sólo se consigue a través de una dieta personalizada y el ejercicio.

Con la llegada de la primavera y los primeros rayos de sol, un alto porcentaje de la población, especialmente mujeres, se plantean perder peso de cara al verano. Conviene hacerlo con tiempo porque no es bueno para nuestra salud perder mucho peso en un corto periodo de tiempo. Según la Dra. Amaro, autora del tratamiento de pérdida de peso patentado como la dieta definitiva, El Método Dra. Amaro, la pérdida de peso debe ser gradual, y debe ser inferior al 1% del peso corporal por semana.

El Método Dra. Amaro propone establecer una rutina basada en la pérdida de peso a través de una dieta lineal fundamentada en el metabolismo basal y unos hábitos alimenticios saludables que se puedan mantener en el tiempo, sólo de esta forma se puede perder peso de manera saludable y definitiva.

 El metabolismo basal es el gasto energético que el cuerpo hace para sobrevivir. Es diferente en cada persona y varía según la edad, sexo y hábitos de vida. A partir de los 30 años, este metabolismo se estabiliza y comienza a disminuir progresivamente. Éste es uno de los factores principales en influir cuando estamos a dieta y no adelgazamos y el que hace que unas personas engorden con mayor facilidad que otras o que por poco que se coma, no se logre adelgazar. Al comenzar una dieta, es imprescindible conocer el metabolismo basal del que se parte. Aumentar éste debe ser uno de los objetivos de todo régimen y sólo se consigue a través de una dieta personalizada y el ejercicio.