Las redes sociales lo confirman: el perfil es el nuevo plano frontal y aumentan las peticiones de tratamientos para mejorar nuestro aspecto lateral. La Doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza, nos cuenta cuáles son las intervenciones más demandadas.

COLA DE LA CEJA ALZADA

“Una línea de ceja caída –algo que es muy común con el paso del tiempo- envejece el conjunto del rostro y aporta un aire muy triste. Las inyecciones de toxina botulínica son una buena opción que permite tratar de manera global las arrugas del tercio superior y las patas de gallo, pero también contamos con los hilos tensores para elevarla durante un plazo más duradero” explica la doctora Rosso.

Micro infiltraciones de Hilos PDO. Son completamente reabsorbibles y además de tensar, producen un incremento en la producción de colágeno y fibroblastos a su alrededor que mejora a medio plazo la firmeza de la piel. El tratamiento se realiza en una sesión. El resultado no se aprecia de inmediato y comienza a notarse al cabo de cuatro semanas llegando a su punto más álgido a los tres meses. Los efectos duran entre año y medio y dos años.

SIN PLIEGUE DE LA AMARGURA

“En los casos en los que están muy marcados se hace aún más evidente de perfil. Los hilos PDO también son una estupenda opción, siempre que se siga una técnica concreta que en nuestra clínica hemos perfeccionado al máximo”, señala la doctora Rosso.

Técnica Cat Whiskers. Su éxito radica en la colocación de los hilos en puntos estratégicos del surco naso labial y consta de dos fases:

  • En la primera se insertan los monofilamentos más finos sobre el labio superior para redensificar la piel, minimizar las arrugas verticales y elevar las comisuras de los labios.
  • En la segunda, los hilos se colocan de forma entrecruzada en la parte lateral externa del surco y en dirección hacia la oreja para trazar una malla de sujeción que logre tensar en perpendicular. Las comisuras de los labios pierden la verticalidad que provoca las llamadas líneas de la amargura y se tensa la zona de los surcos de forma muy natural. El efecto definitivo se nota a partir de la cuarta semana tras la sesión y se mantiene durante al menos 18 meses.

LABIOS RESPINGONES

La doctora Paula Rosso lo ha podido comprobar en la consulta. “Ya no se demanda únicamente un aumento de volumen y se piden tratamientos que mejoren la armonía y la forma de los labios. Conseguir unos labios bien proyectados, dentro de la naturalidad es la nueva máxima y contamos con fillers especializados en ello”.

Natural Lips. La técnica se realiza con el ácido hialurónico RHA Kiss de Teoxane, que resulta ideal para mejorar la apariencia de los labios y potenciar su hidratación desde el interior. Se inyecta con aguja justo en el reborde labial, lo que logra un efecto muy natural y de mayor definición. También se introducen depósitos de producto puntuales en la mucosa para dar más jugosidad al labio y hacerlo más carnoso. Los resultados se notan de inmediato y se mantienen hasta 12 meses.

UN BUEN MENTÓN.

Como señala la doctora Paula Rosso, “con el paso del tiempo, el mentón pierde estructura, se contrae y reduce su proyección y firmeza, provocando el hundimiento del labio inferior y un desdibujamiento del óvalo facial alrededor de éste y de la mandíbula. El relleno de esta zona no era fácil hasta ahora, pero hoy contamos con un nuevo tipo de ácido hialurónico que permite esculpirlo a medida”.

Ultra DEEP. Se trata del ácido hialurónico reticulado más denso de la actualidad, con una cohesión dos veces mayor frente a los convencionales. Indicado para mentón, óvalo facial y ángulo mandibular, tiene una consistencia más suave y es doblemente cohesivo y elástico. Al poder inyectarse en un plano mucho más profundo, justo por encima del hueso, el mentón se proyecta desde el interior y se acaba con el riesgo de los antiestéticos bultos. La sesión tiene una duración de 30 minutos y el producto se inyecta mediante unas finas cánulas. Los resultados se aprecian de inmediato, son definitivos al cabo de un mes y se mantienen durante año y medio.

CUELLO DE CISNE.

“La radiofrecuencia puede mejorar la firmeza de la piel del cuello, pero cuando hay una papada evidente o un caso de doble mentón hay que recurrir a otras medidas. En la actualidad este es uno de los problemas que más preocupan a las mujeres y los tratamientos para el cuello cada vez son más demandados”, explica la doctora Rosso.

Belkyra. Se trata de un inyectable lipolítico especialmente indicado para la grasa submentoniana y aprobado por la FDA para el uso no-quirúrgico de la reducción del doble mentón. Se trata de un tratamiento que asegura tanto la desaparición de la grasa como que no haya flacidez posterior. La técnica es muy sencilla y consiste en repartir el producto por toda la zona a tratar en forma de malla o rejilla mediante microinyecciones. En un primer momento, la papada parece hincharse más los primeros dos o tres días y los resultados definitivos se aprecian pasadas dos semanas. Por lo general se necesitan entre dos y cuatro sesiones espaciadas un mes.