Dr. Junco Cirugía Plástica y Estética (3)La ginecomastia (mamas similares a las de la mujer) desarrollada por la ingesta de anabolizantes en trastornos de vigorexia es un problema bastante común que afecta a un 85-90% de los hombres que los consumen, no revirtiéndose, a pesar del consumo de fármacos antiestrogénicos como el Tamoxifeno y otros. La presencia de un aumento mamario en el hombre puede deberse a dos factores: a un aumento del tejido glandular mamario ya bien sea durante la pubertad o por el consumo de anabolizantes, o a un aumento del tejido graso en dicha zona.

La cirugía para la corrección de la ginecomastia puede realizarse en hombres sanos, emocionalmente estables y de cualquier edad. El mejor resultado se obtiene cuando la piel es elástica y firme y se adapta al nuevo contorno corporal dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado. Para poder diagnosticar qué tipo de ginecomastia existe, a veces, es necesario practicar una mamografía, donde se observará el tipo de tejido que se ha desarrollado en exceso.

Según el caso concreto el procedimiento quirúrgico puede hacerse de tres formas distintas:

-Liposucción: cuando lo que provoca el aumento del volumen mamario es un exceso de tejido
graso.
-Mastectomía subcutánea: cuando existe un aumento debido a un excesivo desarrollo del tejido
glandular.
-Mamoplastia de reducción: Está indicada cuando existen unas mamas de volumen importante,
en las que además de sobrar tejido glandular, sobra tejido graso y sobre todo piel.

Las cicatrices son prácticamente inapreciables. La recuperación exige un reposo relativo durante una semana; a partir de los 8 días, el paciente podrá hacer vida normal.