Imagen 1– En los próximos diez años la mayoría de las clínicas de Medicina Estética realizarán estudios genéticos para tratar a sus pacientes

– Actualmente menos del 10 por ciento de las Clínicas ofertan estudios genéticos de sus pacientes para abordar los tratamientos estéticos, según la Dra. Sofía Ruiz del Cueto, que presentará la ponencia “Genética y Medicina Estética” en el 30 Congreso Nacional de la SEME

– El 30 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) reúne en Málaga desde el 19 al 21 de febrero a más de 1.000 médicos estéticos de todo el Mundo

– La nutrigenómica, la alimentación personalizada en base a las características genéticas e individuales de cada persona, tendrá un papel destacado en la Medicina Estética del futuro

 

“En los próximos diez años más la mayoría de las clínicas de Medicina deberían realizar estudios genéticos a sus pacientes para abordar más eficazmente los tratamientos estéticos. Hoy en día, solo el 10 por ciento los ofrecen, a pesar de que es una tecnología que ya está en marcha y al alcance de los médicos que la quieran utilizar”, afirma la Dra. Sofía Ruiz del Cueto, que realizará la ponencia “Genética y Medicina Estética” en el 30 Congreso Nacional de la SEME. “El principal problema es la formación de los profesionales. Cada día se publican unos 2.000 artículos sobre nuevos polimorfismos, por lo que la interpretación de los test genéticos no es ni mucho menos sencilla y todavía, para la mayoría de profesionales, interpretar un test genético es una labor complicada” concreta la Dra. Ruiz del Cueto.

 

Más de 1.000 médicos de Medicina Estética de todo el mundo se reúnen desde el 19 al 21 de febrero en Málaga en el “30 Congreso Nacional de la SEME”. “Los objetivos  del congreso son presentar, analizar y debatir los últimos avances aparecidos en esta área médica, servir de punto de encuentro y puesta en común de las diferentes experiencias de los médicos del sector y, sobre todo, proporcionar al profesional que asista herramientas útiles que pueda incorporar a su práctica clínica para mejorar la calidad asistencial”, según la presidenta de la SEME y del Comité Organizador del Congreso, Dra. Petra Vega.

 

Según la responsable de la ponencia “Genética y Medicina Estética” del Congreso de la SEME, “los estudios genéticos permiten diagnosticar con mayor seguridad y con más eficacia qué tratamiento le va a venir mejor al paciente al prevenir posibles problemas futuros como, por ejemplo, que tenga alterado el gen de la elastina”. “En este momento se está investigando mucho sobre el conocimiento de las estructuras moleculares y la genética. Pero en Medicina Estética, llevándolo a la práctica, podremos beneficiarnos cuando sepamos a través de un análisis genético, por ejemplo, si una persona tendrá manchas en la piel en un futuro y podamos prevenirlas a través de luz pulsada u otras técnicas. Los nuevos avances científicos nos ayudarán a mejorar los actuales tratamientos y su eficacia”, concreta la Dra. Ruiz del Cueto.

“La genética ha comenzado en la Medicina Estética por la nutrición ya que los principales estudios en este campo han sido sobre el metabolismo. Ahora ya no es solo sobre nutrición sino en aspectos mucho más concretos de la práctica clínica como la Luz Intensa Pulsada (IPL) modula ciertos genes o si el ácido hialurónico frena los destructores de colágeno actuando sobre determinados genes”, concluye la Dra. Sofía Ruiz del Cueto.

“Sin embargo, la continua aparición de polimorfismos, la falta de estudios que evidencien la efectividad a largo plazo (es una tecnología muy joven), la influencia  que los factores  epigenéticos  tienen sobre las manifestaciones de los genes,  dificulta también su aplicación actual en la práctica clínica, aunque sin duda alguna serán la base de los tratamientos del futuro”, añade la Dra. Petra Vega, presidenta de la SEME.

>> La Nutrigenómica: La alimentación personalizada en función de los genes

La Dra. Concha Obregón, miembro del Comité Organizador el 30 Congreso Nacional de Medicina Estética, señala que “las terapias genéticas son ya una realidad en la Medicina y, por su puesto en la Medicina Estética. “Los avances tecnológicos en la medicina genética nos permite, por ejemplo, saber cómo los pacientes pueden responder a los diversos tratamientos y cuáles serán los más efectivos”, dice la Dra. Obregón. “Uno de los campos de trabajo más importantes de la Medicina Estética del futuro es el de la nutrigenética, es decir, cómo en función de las características genéticas de una persona podremos realizar tratamientos mucho más efectivos en base a una alimentación personalizada. Cada individuo responde de manera diferenciada a la alimentación, según sus características genéticas (nutrigenética) y también, más allá de la genética (epi-genética), según la huella que nos han ido dejando diversos factores (alimentación, emociones, estrés…) a lo largo de nuestra vida”.

Al respecto dice el Dr. Andreu Palou, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad de las Islas Baleares (UIB) que “la nutrigenómica está emergiendo en la confluencia de los nuevos conocimientos de la Fisiología, Biología Molecular y Nutrición, especialmente los relacionados con el Metabolismo humano, impulsados sobre todo por los nuevos desarrollos de la Genética (esencialmente, la secuenciación del genoma humano en 2001) y el desarrollo de las nuevas tecnologías ómicas (transcriptómica, proteómica, metabolómica), que permiten un nuevo nivel cualitativo de información (decenas de miles de datos en una simple muestra biológica) sobre los sistemas biológicos”.

>> Web del Congreso: WWW.SEME2015.COM