Sí, existe. Si corres, la grasa y los volúmenes de tu rostro se vacían, la flacidez se acentúa, las arrugas se marcan más, el pecho cae y los glúteos se masculinizan. Lo explican las Dras. Mar Lázaro y Conchita Pinilla.

Correr mejora tu forma física, es sano para tu organismo y en dosis moderadas, también para tu piel. Sin embargo la pérdida de grasa general unida a factores ambientales como la radiación solar, la contaminación y el intenso consumo de oxígeno tienen consecuencias.

El rostro de runner

según la Dra. Mar Lázaro, experta en Medicina Estética

• Las mejillas se vacían

“Al correr se consume grasa corporal, pero también se atrofia parte de la grasa de la zona de Bichat, es decir, de las mejillas, y esto hace que se hundan y el rostro aparezca más delgado y demacrado”, revela la dra. Lázaro.

• El grosor de la epidermis disminuye

Sí, la piel “adelgaza y se vuelve más fina”.

• Aumenta la flacidez…¿por culpa del impacto?

Mucho se ha debatido sobre este tema: los runners tienen mayor flacidez en el rostro, ¿es esto culpa del impacto repetitivo? “No. Es cierto que acusan más flacidez, pero es porque al correr se consume una gran cantidad de oxígeno, y esto aumenta la oxidación del organismo. A su vez, esta oxidación ocasiona la disminución de la síntesis de colágeno y elastina. Además, al adelgazar el rostro se acusa más la pérdida de tensión”, opina la experta. Un punto negativo es que “a menudo los runners toman suplementos de antioxidantes por su cuenta, lo que puede producir el efecto contrario al deseado, es decir, una mayor oxidación”, añade la doctora Lázaro.Como en todo, en el término medio está la virtud: lo ideal es correr de manera moderada, pues estos efectos adversos son menores que en el caso de los atletas profesionales”.

• Arrugas más marcadas

Por culpa de la oxidación endógena (la del propio organismo) y exógena (el sol y la contaminación), las arrugas se acentúan, tanto las estáticas como las dinámicas. En el caso de las patas de gallo, estas se marcan más porque muchas veces correr al aire libre obliga a entornar los ojos por culpa del viento y de la luz solar.

• Manchas más pronunciadas

El deporte outdoor supone que nos exponemos más al sol, y aunque llevemos protector solar, el sudor puede hacer que pierda eficacia. Esto acarrea un aumento de las hiperpigmentaciones.

• Deshidratación

El viento, el frío, el sol y el calor deshidratan la piel.

• Mejor tono de la piel

No todo iba a ser malo para el cutis: al correr aumenta la microcirculación, lo cual oxigena la dermis, mejora el tono y la luminosidad.

Tratamientos recomendados para el rostro

• Inductores de colágeno para pieles finas: La hidroxiapatita cálcica y la policaprolactona son dos infiltraciones muy apropiadas para recuperar la tensión facial, sobre todo en el caso de pieles muy finas y sin tono, porque inducen el colágeno y la elastina. Basta una sesión.

• Radiofrecuencia para quien no quiere “pincharse”: Al ser aparatología en lugar de infiltración, es la elegida por algunas personas que tienen miedo a las agujas, y muy adecuada (tanto bipolar como monopolar) para mantener los tejidos
en casos de flacidez poco acusada. Se recomienda hacer un mínimo de 6 sesiones + mantenimiento.

• Hilos tensores para completar al inductor de colágeno: Cuando la piel es muy fina y además le falta volumen y tensión, tras aplicar un inductor de colágeno puede requerir hilos tensores, que reafirman al momento al mismo tiempo que inducen nuevo colágeno de manera progresiva. Una sesión con hilos espiculados en una zona.

• Mesoterapia revitalizante: El cóctel formado por vitaminas (A, que actúa sobre la flexibilidad y la densidad, B, que actúa sobre el metabolismo de los ácidos grasos, C y E, que inciden en la flexibilidad y combaten los radicales libres) aminoácidos,
minerales, coenzimas, ácidos nucleicos y ácido hialurónico revitaliza la piel castigada por el sol, la polución y los radicales libres.

• Ácido Hialurónico Volite: Está diseñado específicamente para mejorar la calidad de la piel y dejarla hidratada, jugosa y luminosa. Es un tipo de hialurónico de alto y bajo peso molecular que se aplica mediante la tecnología Vycross.

• Cosmética para runners: “La protección solar SPF 50 es básica para salir a correr, y en casa hay que cuidarse con cosméticos ricos en agentes antioxidantes e hidratantes”, añade la Dra. Lázaro.

El cuerpo de runner

según la Dra. Conchita Pinilla, experta en cirugía plástica

• El pecho “se cae”

“Es cierto que las mamas tienden a caerse por el impacto de la carrera, pero puede prevenirse con un buen sujetador deportivo específico para actividades de alto impacto. A su vez se vacía, es decir, disminuye la cantidad de grasa, especialmente en el polo superior, que es donde menos glándula hay”, observa la dra. Pinilla.

• Los glúteos se masculinizan

“El músculo glúteos se endurece y sube, pero también en parte se masculiniza, es decir, pierde la redondez característica femenina”.

 

Tratamientos recomendados para el cuerpo

• Mastopexia:Levantar y recolocar la mama que ha descendido supone en ocasiones colocar un implante, y en otras la remodelación completa del seno. Para una corredora la prótesis más adecuada es la que tenga menor densidad; existen unas nuevas que en la silicona llevan burbujas de borosilicato, las cuales reducen considerablemente su peso. En cuanto a si los implantes anatómicos pueden rotar durante la carrera, es cierto que podría pasar, pero la solución está en hacer un
bolsillo adecuado a su tamaño y de esta forma es difícil que ocurra”, confirma la cirujana. La Dra. Pinilla añade que hay implantes que tienden a caer menos: los de micropoliuretano, que tienen mayor capacidad de fijación a los tejidos. “Y por su
delgadez, la colocación de los implantes en las deportistas es muscular casi en su totalidad”. 

• Grasa en glúteos o pecho: Cuando se desea suavizar la forma de la mama o redondear los glúteos la solución está en transferir grasa de las caderas o el abdomen a la zona donde se precise, como los glúteos o las mamas. “Es cierto que las
corredoras no suelen tener un exceso de grasa en ningún sitio, pero la mejor manera de redondear el glúteo sigue siendo con grasa o lipofilling”, confirma la Dra. Pinilla.