slEl reparador dérmico after sun contribuye a restablecer el equilibrio hidrolipídico de la epidermis, manteniendo su nivel óptimo de humedad tras la exposición solar.

La gama de reparadores dérmicos  Genosun se adapta a las necesidades de la piel de toda la familia, hidratando, aliviando y reparando en profundidad.

 

El Laboratorio Genové, con más de 100 años de experiencia en investigación dermatológica, presenta Genosun Reparador Dérmico After sun, la primera gama de reparadores dérmicos que incorpora la tecnología Astaxactive® para proporcionar una reparación celular eficaz frente al daño oxidativo.

 

El Reparador Dérmico Gensoun es un producto cosmético, con la tecnología Astaxactive® pensado para evitar la oxidación de la piel tras la exposición solar, rehidratar la piel y aliviar los efectos producidos por el sol. Su función es muy importante, ya que contribuye a restablecer el equilibrio hidrolipídico de la epidermis, manteniendo su nivel óptimo de humedad.

El Dr. José Aguilera Arjona, investigador del Laboratorio de Fotobiología Dermatológica del Centro de Investigaciones Médico Sanitarias y Profesor del Departamento de Dermatología y Medicina de la Universidad de Málaga explica que “el Reparador Dérmico Genosun es un combinado de principios activos para minimizar los efectos negativos en la piel generados por la exposición solar. Su función principal será la de equilibrar la deshidratación cutánea (con principios activos humectantes y emolientes) recuperando la barrera lipídica epidérmica y por tanto regulando y equilibrando la pérdida transepidérmica de agua. En segundo lugar, con la potenciación del aftersun con el combinado  Astaxactive®, se eliminan los radicales libres generados por la acción de la radiación ultravioleta a nivel intra e intercelular, lo cual contribuirá a frenar principalmente los efectos nocivos sobre las proteínas y lípidos de la piel.”

La gama de Reparadores Dérmicos Genosun, libre de alérgenos, parabenes y siliconas, se adapta a las necesidades de la piel de toda la familia, hidratando, aliviando y reparando en profundidad, por lo que se recomienda su uso después de cada exposición al sol.

Si la exposición solar ha sido la adecuada, es decir, la piel ha recibido un fotoprotector pantalla previo a la exposición de forma adecuada, lo más seguro es que la piel no haya recibido dosis de ultravioleta solar capaz de generar un eritema cutáneo, que es lo que se persigue con un alto FPS. No obstante, la dosis de UVA que ha recibido es tan alta que supera con toda seguridad los límites de protección de la crema fotoprotectora. Esto indica que casi siempre, la exposición solar va a generar estrés oxidativo, principalmente dependiente de la radiación uva solar por lo que el fotoreparador post solar es necesario siempre que nos expongamos al sol”, explica el Dr. Aguilera.

Genosun Reparador Facial After Sun Crema para su aplicación después de la exposición solar. Especialmente indicada para la zona facial. Además, su fórmula incorpora ácido fítico, polifenoles, proteínas, vitaminas y sales minerales que aportan a la piel un efecto antiaging.

Modo de Empleo: Aplicar Genosun Reparador Facial Aftersun en la cara después de la exposición solar, para proteger y calmar la piel de la radiación solar recibida. El conjunto de activos de su fórmula, de alto contenido antioxidante, contribuirá a reparar la piel de la agresión solar.

PVP: 12,90 € (50 ml.)

 

 

 

Genosun Reparador Dérmico After Sun Loción corporal reparadora para su aplicación después de la exposición solar que hidrata, alivia y regenera la piel en profundidad.

Posee altas propiedades antioxidantes que proporcionan un efecto de reparación celular y previenen del envejecimiento prematuro de la piel.

Modo de Empleo: Aplicar Genosun Reparador Dérmico After Sun en todo el cuerpo tras la exposición solar, para proteger y calmar la piel de la radiación solar recibida.

PVP: 16,90 € (400 ml.)

La tecnología Astaxactive®, presente en todos los productos de la gama de Reparadores Dérmicos Genosun, incorpora una combinación de Astaxantina, β-caroteno y Vitamina E a dosis precisas, que repara la piel de forma efectiva de los efectos de los rayos UV.

Astaxantina. Posee un alto poder antioxidante. Varios estudios sugieren que la administración de Astaxantina, tanto tópica como oral, previene o minimiza los efectos de la radiación ultravioleta como el fotoenvejecimiento y las arrugas.

β-caroteno. La suplementación con β-caroteno o una dieta rica en carotenoides ofrece una protección moderada frente al eritema inducido por los rayos UV. Sus efectos protectores incluyen la interacción con los radicales libres generados en procesos de foto oxidación.

Vitamina E. Es un potente antioxidante que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

El Dr. José Aguilera Arjona, asegura que “el combinado de sustancias antioxidantes  Astaxactive® es capaz de frenar y eliminar los radicales libres generados por la radiación ultravioleta, que se va a ver traducido en una disminución de la desnaturalización de estructuras proteicas claves en el soporte dérmico como el colágeno y la elastina y a su vez mantendrá el equilibrio lipídico evitando la peroxidación lipídica en las membranas celulares. A largo plazo, la piel mantendrá la estructura de una piel joven no agredida por las condiciones ambientales. A nivel fisiológico, la acción antioxidante es clave para mantener la actividad celular, minimizar el daño oxidativo sobre el ADN y equilibrar los mecanismos proteicos de señales intercelulares para garantizar el estado inmunológico de la piel.”