FotoRecursoThedoctorsExisten varias técnicas de reproducción asistida con diferentes indicaciones y características específicas dirigidas a cada caso. El Dr. Caballero es experto en tratamientos de reproducción asistida de la Clínica Tambre de Madrid, y miembro de Thedoctors.es®, plataforma on line que selecciona los mejores especialistas médicos de España. Como especialista en el campo de la reproducción asistida, el Dr. Caballero nos explica las distintas técnicas que existen en la actualidad, sus diferencias e indicaciones en cada caso.

El primer paso, cuando una pareja o una mujer deciden recurrir a la reproducción asistida para tener un hijo, es elegir el centro y los profesionales que van a acompañarles en este camino. El Dr. Caballero nos aconseja que tengamos en cuenta los servicios que nos ofrecen: “Es importante que además de la parte más técnica, el centro pueda asesorar en los aspectos de calidad y atención a la paciente, con apoyo psicológico y asistencia todos los días del año”.

 

Técnicas de reproducción asistida: hacia un mejor control

 

Los tratamientos de reproducción asistida han avanzado mucho en los últimos años. La última novedad en este ámbito es la utilización de sistemas para monitorizar la evolución de los embriones sin tener que sacarlos del incubador. “Estos sistemas están acoplados a un software y una cámara dentro de la placa de cultivo embrionaria y graban lo que ocurre dentro de los incubadores para observar el desarrollo embrionario y así poder transferir el mejor embrión” nos explica el experto de Thedoctors.es® Dr. Caballero. Este nuevo avance se refiere a la Fecundación In vitro y supone que el proceso se lleve a cabo con un mayor control y seguridad sobre el desarrollo de los embriones.

 

Manual básico sobre reproducción asistida: qué técnicas elegir y por qué

 

 

Inseminación artificial: la más utilizada

 

La inseminación artificial es la técnica más conocida y más utilizada. “Se define como el depósito de espermatozoides en el tracto reproductivo de la mujer con la finalidad de conseguir una gestación” nos explica el Dr. Caballero. Distinguimos entre dos grandes grupos:

 

I.A.C.: inseminación artificial conyugal, realizada con semen del marido.

I.A.D.: inseminación artificial con semen de un donante.

 

La técnica de inseminación artificial más utilizada es la intrauterina. En primer lugar, en el laboratorio, se manipula el semen para separar el plasma seminal, seleccionar los espermatozoides con mayor movilidad y estimular su capacidad fertilizante. A continuación se procede a depositarlo dentro de la cavidad uterina mediante una cánula. El procedimiento es muy rápido y se efectúa en el momento adecuado del ciclo de la mujer.  Tras las inseminaciones, se pauta a la paciente un tratamiento de soporte (con progesterona) con la finalidad de mantener la mucosa endometrial con las características adecuadas para favorecer la implantación del embrión. Los resultados del proceso suelen conocerse al cabo de 2 semanas.

 

¿Para quién?

 

Según nos explica el Dr. Caballero para poder utilizar esta técnica son indispensables dos requisitos: la constatación de permeabilidad de las trompas de Falopio y que tras la capacitación espermática se puedan recuperar un mínimo de 3 a 5 millones de espermatozoides móviles.

 

La inseminación artificial conyugal, está indicada en pacientes con un factor masculino leve, factor femenino (cervical, tubárico unilateral, ovulatorio, endometriosis) leve, o esterilidad de origen desconocido. “Los resultados esperados con esta técnica son de un 20% de embarazo por ciclo. Se aconseja realizar de cuatro a seis ciclos de inseminación” nos explica el Dr. Caballero.

 

En cuanto a la inseminación artificial con semen de donante, estaría indicada en parejas con azoospermia (sin posibilidad de obtener espermatozoides del epidídimo o del testículo), en caso de enfermedades genéticas o infecciosas transmisibles al utilizar el semen del cónyuge; y en mujeres sin pareja. “Los resultados de esta técnica son buenos, consiguiéndose una tasa de embarazo por pareja se puede acercar al 80%, a lo largo de seis ciclos de inseminación”, nos aclara el doctor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Fecundación In Vitro  (FIV)

 

La Fecundación In Vitro (FIV) consiste en la fecundación de los ovocitos obtenidos por punción folicular, fuera del organismo materno. Para extraer los ovocitos la mujer se somete a una punción transvaginal con ecografía,  que se realiza de forma ambulatoria y con sedación. En el laboratorio se realiza la fecundación de los ovocitos y se comprueba la división celular de los cigotos (célula resultante de la unión entre un óvulo y un espermatozoide). Así se obtienen los embriones que se introducirán en el aparato genital de la mujer.

 

A las 48 o 72 horas de la punción, en el laboratorio de FIV seleccionan los embriones obtenidos de mejor calidad biológica, normalmente dos, y los introducen en una cánula para depositarlos en el útero. Siempre se recomienda tratamiento de apoyo, que consiste en administrar progesterona por vía oral o vaginal.

 

¿Para quién?

 

Cuando existe un factor masculino severo o en determinados casos de infertilidad femenina se utiliza la Fecundación in vitro con Microinyección espermática (ICSI). En este caso, se introduce un espermatozoide en cada ovocito en el laboratorio, pero el resto del proceso es similar a la Fecundación in vitro.

 

“Los resultados obtenidos con FIV/ICSI son de un 45% de tasa de gestación por ciclo” nos explica el Dr. Caballero. Experto de Thedoctors.es®

 

Criopreservación embrionaria

 

Los embriones que no se van a transferir, pueden congelarse. Esto permitirá a la paciente que, si no queda gestante en este ciclo, puede intentarlo al menos otra vez más. Según el Dr. Caballero “la tasa de supervivencia post-descongelación es bastante variable y depende de la calidad embrionaria inicial. La media oscila alrededor del 75% y la de gestación por ciclo de un 40%”.

 

 

  • Microinyección espermática con espermatozoides de testículo

 

Esta técnica consiste en recuperar los espermatozoides del varón directamente del testículo. Se realiza una pequeña intervención de forma ambulatoria en la clínica. El procedimiento es muy sencillo y solamente se necesita una anestesia-sedación. El paciente se recupera en poco tiempo (una hora aproximadamente).

 

El especialista de Thedoctors.es® Dr. Caballero, aclara que “Los espermatozoides se obtienen del tejido testicular en el laboratorio y se dejan en incubación para conseguir espermatozoides móviles. Existe también la posibilidad de poder congelar los espermatozoides para poder realizar el ICSI en el momento oportuno”. Los espermatozoides se microinyectan en el ovocito mediante ICSI.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Para quién?

 

Esta técnica es útil para varones azoospérmicos, es decir, cuando no hay espermatozoides en el eyaculado. El tipo de azoospermia puede ser obstructiva, (en caso de pacientes que tengan algún tipo de impedimento en la vía, como consecuencia de una infección, por una vasectomía previa, etc.) o secretora (si el origen es hormonal). En este caso la posibilidad de recuperar espermatozoides es más difícil, aunque se han conseguido gestaciones también en estos casos. Según el Dr. Caballero, “en nuestra experiencia, la tasa de gestación por ciclo con espermatozoides de testículo es de más del 40%”.

 

  • Vitrificación de ovocitos

 

Se trata de la congelación ultrarápida de los óvulos. Esta técnica asegura que la conservación del óvulo sin dañar su estructura celular. Se almacenan en nitrógeno líquido para implantarlos en el momento que la paciente y el médico consideren más oportuno. Según el Dr. Caballero esta técnica permite “inseminar sólo el número de ovocitos necesario para garantizar la transferencia de embriones de calidad adecuada” nos aclara el doctor. El procedimiento para la fertilización es el mismo que en el ICSI.

 

¿Para quién?

 

La vitrificación de ovocitos tiene aplicación en diversas situaciones clínicas tales como: mujeres con riesgo de sufrir una menopausia precoz como consecuencia de un tratamiento oncológico o de una patología benigna; pacientes portadoras de un mosaico síndrome de Turner; o aquellas que requieren de ovocitos de donante a través del establecimiento de bancos para la donación. También se puede utilizar para mujeres que quieren posponer su maternidad. La tasa de embarazo con ovocitos vitrificados es de un 40% por ciclo.

 

  • Cultivos embrionarios

 

Esta técnica consiste en dejar los embriones en medios de cultivo apropiados hasta el quinto o sexto día cuando se alcanza el estado de blastocisto. La transferencia embrionaria se realiza de la misma forma que cuando se hace en el día 2 o 3 post punción.

 

¿Para quién?

 

Desde la plataforma Thedoctors.es®  el Dr. Caballero señala que “esta técnica está indicada para los casos en los que no se ha conseguido la gestación tras repetidos intentos con FIV y/o ICSI. Sin embargo, tiene la desventaja de que se necesita un número alto de embriones, ya que la propia técnica y la manipulación pueden llevar a que se pierdan embriones hasta ese momento” La tasa de gestación con esta técnica es de un 65% por ciclo.

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Diagnóstico genético preimplantatorio

 

Esta técnica consiste en la selección de los embriones viables para su posterior transferencia, en los casos en los que existen determinadas enfermedades hereditarias. Desde el punto de vista del laboratorio, la técnica se fundamenta en separar una blastómera (célula embrionaria) del embrión cuando está en 6-8 células, para fijar su núcleo y estudiarlo genéticamente.

 

¿Para quién?

 

Como nos explica el Dr. Caballero Se pueden beneficiar de esta técnica las parejas que presentan enfermedades ligadas al sexo, ya que se pueden seleccionar los embriones del sexo deseado. Sin embargo, algunas anomalías genéticas no pueden detectarse aún al estudiar el embrión, por lo que su utilidad es limitada”. Las tasas de gestación son muy variables porque dependen del diagnóstico inicial, se estima una mediadel 50%.

 

  • Donación de ovocitos

 

El procedimiento de “Donación de ovocitos” consiste en la fecundación de los óvulos procedentes de una donante con espermatozoides de la pareja de la paciente. En el caso de mujeres solas, se fecundarán con semen de banco. Una vez se han conseguido los embriones, se transfieren al útero de la receptora.

 

¿Para quién?

 

Esta técnica está indicada en mujeres con baja reserva ovárica, menopausia precoz, alteraciones genéticas, edad o fallos repetidos de FIV. “En nuestra experiencia, los resultados de la Clínica Tambre en donación de ovocitos son de un 60% por ciclo” nos explica el experto de la Clínica Tambre de Madrid,l Dr. Caballero.

 

  • Donación de embriones

 

Es el procedimiento de recepción de embriones congelados procedentes de una donación. Estos embriones son transferidos al útero de la mujer receptora con el fin de lograr la gestación. Los embriones utilizados proceden de ciclos de FIV, se encuentran congelados y han sido donados con este fin.

 

La mujer receptora recibe un tratamiento hormonal que prepara el útero para la transferencia embrionaria (depósito de los embriones en la cavidad uterina a través de la vagina). Es un procedimiento ambulatorio que no precisa anestesia ni ingreso.

 

La recepción de embriones donados es una técnica de reproducción asistida cuya probabilidad de gestación por ciclo esta alrededor del 40 %.

 

¿Para quién?

Esta técnica tiene las mismas indicaciones que en el caso de la donación de ovocitos con semen de donante.