hemobye equipmentSufrir de hemorroides, fisuras o pruritos no sólo es muy doloroso, también condiciona y mucho, nuestro día a día. Las soluciones químicas y quirúrgicas no siempre son satisfactorias y por norma general, nos ofrecen una solución parcial del problema. Gracias a Hemobye y su revolucionaria tecnología estos problemas  pueden acabarse para siempre y sin dolor. Mediante modulaciones de frecuencia, Hemobye trata de forma no invasiva las causas que provocan estas afecciones. Este tratamiento trabaja de manera      automática con resultados extraordinarios desde la primera aplicación; no precisa anestesia y se realiza de forma ambulatoria.

Hemobye versus

métodos tradicionales

Los métodos tradicionales para combatir estas   patologías son dos: las soluciones químicas que ofrecen las empresas farmacéuticas y las soluciones médicas. Las químicas son fundamentalmente cremas de uso tópico y supositorios que sólo alivian temporalmente el dolor pero que no atacan su origen. Las alternativas médicas (cintas, bandas reguladoras, láser o intervención quirúrgica) inciden directamente en la zona modificándola y causando, en la mayoría de los casos, daños colaterales adversos. En el caso de una intervención quirúrgica estamos hablando además de otros factores como el dolor, la anestesia, bajas laborales y una recuperación larga y molesta. Las diferencias y ventajas que Hemobye ofrece como alternativa a estos métodos tradicionales son aplastantes, pero, sobre todo, su gran ventaja es que es un tratamiento indoloro.

 

Las ventajas de Hemobye

– Es indoloro.

– Se trata de un sistema rápido con capacidad para atajar el problema en pocas semanas. No requiere ninguna preparación previa y las sesiones duran unos 30/40 minutos.

– El paciente deja de sufrir desde el primer minuto de su aplicación.

– Se aplica de forma ambulatoria y no requiere una baja laboral.

– Es un sustituto real de la cirugía que elimina el doloroso y largo proceso del postoperatorio.

– Elimina el temido efecto rebote y no causa efectos secundarios.

 

Aplicación y tratamientos

Hemobye utiliza dos tipos de aplicador en cada sesión para cada fase del tratamiento, uno dorado y otro blanco. Los aplicadores para la vía rectal tienen varias medidas (XS, S y M) y transmiten ondas que se dispersan en todas direcciones actuando sobre las afecciones anorrectales. Por otro lado, el aplicador V, que es específico para la vía vaginal, actúa sobre los picores vaginales.

 

Hemorroides

Hemobye combate las hemorroides cerrando las venas rotas y sangrantes  mediante un micro-masaje en la vena inflamada. En estos casos se recomienda una media de 7/8 sesiones (dos semanas).

 

Fisura anal

La medicina química no ofrece soluciones reales para este problema y la cirugía se limita a cauterizar una zona que constantemente se estira y     contrae. Hemobye crea un sistema capacitivo entre el electrodo y el cuerpo. La corriente busca la fisura, que es la zona con menor resistencia, de manera que la mayor parte de la corriente pasa por estas grietas formando trombos en las fisuras y trabajando la zona. No provoca dolor y la misma corriente relaja los músculos y nervios periféricos gracias a su potente acción sedante. Una media de 4 sesiones (de una semana a 10 días) es suficiente para atajarlas.

 

Prurito anal y vaginal

Las propiedades anti pruriginosas de Hemobye combaten eficazmente los pruritos anales y vaginales en 3/4 sesiones (menos de una semana).

 

Patologías del suelo pélvico

Dolor en las relaciones, incontinencia urinaria o estreñimiento. En 3/4 sesiones desaparecen las molestias y se aprecian mejoras muy evidentes.