Esta semana se ha presentado en la nueva clínica del Dr. Miguel Sánchez Viera (Instituto de Dermatología Integral, IDEI c/Zurbano 41) “Kleresca® Rosacea Treatment”, un tratamiento no invasivo que ayuda a reducir los signos y síntomas de la rosácea mediante la fluorescencia y la estimulación de los mecanismos de reparación propios de la piel.

La rosácea es una de las patologías más infradiagnosticadas que existen y se estima que la sufren aproximadamente 415 millones de personas en el mundo. Sus síntomas son crónicos y visibles, estigmatizando a los pacientes, que los ocultan con cremas y maquillajes. Muchos pacientes la padecen, pero no saben aún que existen tratamientos que pueden mejorar mucho su calidad de vida.

“Kleresca® Rosacea Treatment“ es una nueva terapiamás suave que los tratamientos tradicionales, y que ha demostrado una alta eficacia y seguridad, pudiendo el paciente hacer vida normal justo después de recibirlo. Además, se puede realizar en cualquier época del año, ya que no causa fotosensibilidad, siendo adecuado para todo tipo de pieles, incluso para pacientes con piel sensible.

Esta afección cutánea, inflamatoria y crónica, suele afectar principalmente a las zonas centrales del rostro (mejillas, nariz, mentón y parte central de la frente).

 

Causas de la rosácea

Se trata de una patología que si no se trata suele progresar y aumentar su severidad. Las causas exactas de esta patología se desconocen. Los últimos estudios sugieren lo siguiente:

– Mal funcionamiento del sistema inmunitario (que induce cascadas inflamatorias).

– Desregulación neurovascular (conduce a la vasodilatación y al desarrollo de vasos sanguíneos superficiales).

– Presencia de demodex folliculorum, un tipo de ácaro que está en la piel y cuya presencia es superior en los pacientes con rosácea. Sin embargo, esta presencia exacerbada es probablemente oportunista y no una causa real.

 

Prevalencia de la rosácea

 La rosácea es tres veces más común en mujeres que en hombres y su inicio suele situarse entre los 30 y los 50 años.

Su impacto psicológico y emocional en los pacientes puede ser importante, ya que vivir con rosácea puede reducir la autoconfianza, aumentando el riesgo de ansiedad social y depresión. De hecho, casi el 90 % de los pacientes sufren problemas como vergüenza, menor autoestima y confianza, ansiedad y depresión.

Esta patología puede afectar a todos los tipos de piel, pero se observa con mayor frecuencia en personas de piel clara. Según explica el Dr. Sánchez Viera, se estima que alrededor de un 15% de la población española padece rosácea en algún grado. Hasta la fecha a los pacientes de rosácea se les prescribía medicación tópica o por vía oral. Además de los fármacos, eran necesarios tratamientos con diferentes láseres para controlar algunos síntomas de la enfermedad.

 

 

Beneficiosde“Kleresca® Rosacea Treatment”

En un tratamiento suave y bien tolerado, con alta eficacia y seguridad. Ofrece a los pacientes los siguientes beneficios:

– Reduce la inflamación y la presencia de pápulas y pústulas.

– Reduce los episodios de calor y congestión facial (flushing).

– Reduce el eritema y el rubor de la piel al mejorar la microvascularización.

– Reduce el nivel de estrés general de la piel, eliminando así la sensación de ardor y escozor.

– Induce una respuesta de curación, mejorando la calidad general de la piel.

 

 

Procedimiento del tratamiento y disponibilidad

“Kleresca® Rosacea Treatment“ se ofrece exclusivamente en clínicas profesionales. Tras la evaluación médica, un profesional capacitado limpiará la piel del paciente y aplicará el gel, que se ilumina bajo una lámpara LED de varias longitudes de onda durante nueve minutos cada sesión.

El gel actúa como transmisor y no daña la piel ni es absorbido por ésta, por lo que se trata de una terapia totalmente física, sin fármacos. La fluorescencia que se emite provoca una reacción que consigue eliminar las rojeces (telangiectasias) y los granitos provocados por la rosácea, además de reducir tiranteces, ardores y el engrosamiento de la piel. También disminuye la frecuencia e intensidad de los brotes en un plazo de tiempo muy corto (2-3 semanas) y no comporta ningún tipo de dolor ni efecto secundario al no ser una técnica invasiva”, especifica el Dr. Sánchez Viera. Aunque el número de sesiones varía dependiendo de cada paciente y de la evaluación del dermatólogo, lo normal suele ser de 4 a 6 sesiones.

“Uno de los aspectos más valorados por los pacientes es que pueden seguir con su rutina inmediatamente y que el tratamiento puede realizarse incluso en épocas de sol, indica el Dr. Sánchez Viera.

 

Un tratamiento eficaz y seguro

Los pacientes tratados con “Kleresca® Rosacea Treatment“ constatan mejoras duraderas y notables en la piel a medida que sus mecanismos de reparación internos progresan en el transcurso del tratamiento y después de su finalización. No existen prácticamente efectos secundarios. Solo se han observado, en algunos pacientes, un leve enrojecimiento, hiperpigmentación (bronceado de un área de la piel) y decoloración de las zonas pilosas. Todos los efectos secundarios registrados han sido transitorios, sin necesidad de intervención clínica.

 

Los 4 subtipos de rosácea

 Los principales síntomas de la rosácea, asegura el Dr. Sánchez Viera, son la aparición de granitos (lo que en un principio puede confundirse con acné), enrojecimiento repentino de la zona afectada, incluso con telangiectasias (visibilidad de los pequeños vasos sanguíneos que hay bajo la piel), quemazón, tirantez y, en fases más avanzadas, engrosamiento de la piel de la frente, nariz y mejillas, aparición de pápulas y pústulas e hipertrofia nasal (agrandamiento de la nariz) que puede llegar a causar deformidades. “Kleresca® Rosacea Treatment“ es adecuado para el tratamiento de los subtipos 1 a 3 (*Ver gráfico).