Tatoos
Barcelona acoge del 3 al 5 de octubre la 17ª Edición de la Barcelona Tatoo Expo, un Congreso anual que reunirá a los más prestigiosos tatuadores del país durante tres días para poner en común nuevas técnicas, tendencias y nuevos usuarios. En los últimos años el perfil de las personas tatuadas ha ido cambiando poco a poco. Siguen aquellos que se hacen un tatuaje por convicción, por recordar momentos, por rebeldía o simplemente por gusto. Pero existe un mercado cada vez más amplio de personas que recuerren a los tatuajes con fines médicos. Tatoos para borrar cicatrices o atenuar las marcas de tratamientos oncológicos.

Son las mujeres las que más demandan estas últimas técnicas en tatuajes, mujeres que han pasado por intervenciones quirúrgicas, cesáreas o tratamientos contra el cancer que quieren, a través de la micropigmentación, eliminar esos recuerdos. En palabras del Dr. Juan Arenas, Asesor Médico de Eucerin ”el uso de los tatoos con fines médicos nace de la necesidad de muchas mujeres de más de 40 años que quieren ocultar una operación que ha dejado una cicatriz que nos les gusta o pacientes que necesitan volver a dibujar sus cejas o sus areolas después de las cirugías mamarias”. Eucerin®, preocupada por la salud de la piel colabora este año en la organización de la 17ª Edición del Tatoo Expo, cediendo más de 15.000 lotes de productos de Eucerin® Aquaphor y packs creados para la ocasión: “kit de protección” donde se da información a los tatuadores y asistentes sobre el correcto cuidado de la piel tras la realización de un tatuaje.

Eucerin® Aquaphor, es una pomada reparadora multiusos de gran eficacia protectora y regeneradora desarrollada sin perfumes ni colorantes y, a diferencia de otros lubricantes, crea una barrera protectora (“segunda piel”) que permite el paso del vapor de agua y favorece la hidratación, y además, mantiene las enzimas que ayudan a regenerar la piel dañada. Entre su multitud de usos se encuentran el cuidado de la piel tras la realización de un tatuaje gracias a su excelente poder de reparación de las pieles dañadas.

 

Modo de cuidar el tatuaje: Aplicar la pomada reparadora en la zona tratada limpia y seca entre 4 y 5 veces al día. Repetir durante al menos una semana.