dentaduraO cómo el deporte puede perjudicar seriamente la salud dental y qué hacer

En la Clínica Córdoba del Pozo Dental Wellness han identificado los problemas que correr cauda en los runners para ofrecer consejos que ayuden a mantener la salud buco dental.

Los deportistas tienen:

1.- Más problemas de caries

Salivación alterada. La composición de la saliva se vuelve más alcalina mientras se practica deporte. Comoconsecuencia, es más fácil que se formen placas de sarro en los dientes. Mientras se practica running u otrasactividades de resistencia, se respira por la boca. Este hecho hace que la boca se reseque, produzca menos salivay ésta se vuelva más alcalina. A mayor tiempo de práctica continuada de una determinada actividad deportiva, másse alcaliniza. El desenlace a medio y largo plazo es la aparición de caries. Esta es una buena razón para ser muyconsciente de la importancia de una buena hidratación.

2.- Esmalte más erosionado

Bebidas isotónicas: ¡Cuidado! Están destinadas a reponer los minerales y oligoelementos que se pierden durantela práctica deportiva, pero también hacen la dentadura más vulnerable a la erosión. Además, contienen un tipo deazúcar que se adhiere a los dientes y acelera la producción de ácido por parte de las bacterias orales.

3.- Microlesiones en el esmalte

Alta tensión. Las micro fracturas en los dientes también son frecuentes. El ejercicio intenso obliga a “apretar los dientes”y esa presión continuada puede producir mini lesiones en el esmalte dental y aumentar el grado de erosión.

Cuidado en la piscina. El cloro y demás agentes químicos de las piscinas son responsables directos del tonoamarillento de los dientes. Se trata de sustancias agresivas que también pueden erosionar el esmalte.

4.- Mayor número de fracturas y roturas

Golpes, golpes. El 39% de los accidentes que provocan roturas o traumatismos dentales se producen mientras sepractica algún deporte.

CONSEJOS PARA SPORTIES .

Higiene extrema. Para paliar los efectos de la deshidratación de la boca es fundamental, además de beber agua encantidad, llevar a cabo cepillados meticulosos. Los cepillos eléctricos son mucho más recomendables en este caso.

En cuanto al dentífrico, conviene optar por fórmulas que endurezcan el esmalte.

Acortar los tiempo de entrenamiento. Es a partir de los 35 minutos de esfuerzo físico cuando desciende lahidratación de la boca y se alcaliniza la saliva. Si se realizan actividades que superen este tiempo, hay que beber aguadurante el ejercicio y unos minutos después de finalizar para hidratar bien el organismo.

Vigilancia. Si en líneas generales se recomienda una revisión dental al año, en el caso de los deportistas ésta deberíaser más frecuente. Así como la limpieza dental profesional con el fin de eliminar las placas de sarro extra que seacumulan en la dentadura.

Protectores dentales. Son exclusivos del boxeo o deportes como el rugby. Su uso debería extenderse a otrasactividades como el baloncesto o el tenis. Eso sí, si no se higienizan como es debido después de cada uso, puedenproducir una mayor erosión en la dentadura. Siempre es conveniente que sean realizados por profesionales para queestén perfectamente individualizados.

No cepillarse los dientes… inmediatamente después. Se recomienda esperar al menos 30 minutos después de haberse rehidratado con bebidas deportivas. De otro modo, lo que se consigue con el cepillado es fijar aún más losagentes erosivos contra la placa dental.

Y A LA INVERSA. Una mala salud bucodental también puede afectar al rendimiento deportivo. El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid ya lo ha advertido. Muchas lesiones articulares y musculares pueden ser una consecuencia de infecciones dentales o de la encía. Las bacterias de la boca se extienden por todo el organismo a través de la sangre y provocan agotamiento muscular y una bajada general del rendimiento. Esto hace que se ralentice el procesode contracción y relajación del músculo y una pérdida de tono, lo que puede derivar en inflamación articular.